Massa le "robó" un intendente a Urribarri y hay interna entrerriana

El líder del FR sumó ayer al jefe comunal de Villaguay, Adrián Fuertes, que aspira a la gobernación, al igual que Gustavo Zavallo, el delfín del ex gobernador Jorge Busti
Marcelo Veneranda
(0)
12 de marzo de 2014  

Son tiempos de ganancia pura en el Frente Renovador . Mientras Sergio Urribarri pasea sus ambiciones presidenciales por el territorio bonaerense poniendo en duda la genética kirchnerista del gobernador Daniel Scioli , Sergio Massa -todavía en el centro de la escena política por sus críticas a la reforma del Código Penal- le robó un intendente al mandatario entrerriano: el jefe comunal de Villaguay, Adrián Fuertes, que ayer dio el portazo al oficialismo y desembarcó en Tigre.

La jugada, con todo, agitó las aguas del Frente Renovador entrerriano, hasta ayer conducidas en soledad por el ex gobernador Jorge Busti, que promueve al ex diputado nacional Gustavo Zavallo como precandidato para disputar la gobernación, en 2015. Ambos, de hecho, se reunieron y se fotografiaron con Massa anteayer, anticipándose al anuncio de Fuertes.

"Seguimos trabajando sobre la idea de sumar gestiones locales y dirigentes jóvenes que tengan la mirada puesta en el futuro y el desarrollo", dijo Massa a LA NACION, tras oficializar la llegada del intendente de Villaguay, un peronista de 43 años que, de la mano de Urribarri y el kirchnerismo, fue reelegido en 2011 con casi el 70 por ciento de los votos y en los comicios de 2013 resultó segundo en la provincia.

"El proceso político kirchnerista está agotado. Nosotros creemos en este nuevo proyecto que nace y tiene futuro", sostuvo Fuertes, ayer, en diálogo con LA NACION.

El jefe comunal, que conduce un departamento con 50.000 habitantes, llegó a Tigre acompañado por referentes sindicales, rurales y políticos de los 17 departamentos de su provincia, alineados con su partido, Fuerza Joven. Entre ellos, el presidente de la Sociedad Rural de Concepción del Uruguay, Juan Orrico, y los ex senadores provinciales Hugo Berthet y Héctor Strassera.

El massismo desbordaba de entusiasmo por el anuncio de ayer. "¡Se acaba de romper el PJ de Entre Ríos!", celebraba Massa entre los suyos. Los motivos del festejo son dobles: no sólo sumó a un nuevo intendente a su fuerza, sino que le quitó un apoyo a Urribarri, a quien podría enfrentar en 2015.

A mediados y fines del año pasado, el propio Fuertes se despachaba con frases de fuerte apoyo a Urribarri para la Presidencia. "Urribarri en la Nación y Villaguay en la provincia", decía en julio pasado. "Los entrerrianos debemos apostar a la fórmula Urribarri-Scioli", insistía en septiembre.

"Lo tuve que decir cuando se filtraron mis conversaciones con Massa", explicó Fuertes a LA NACION, ayer, para relativizar sus dichos previos. "Nuestro acercamiento a Sergio no fue de un día para el otro. Hace mucho tiempo que lo estudiábamos", completó.

Massa, que no da puntada sin hilo, asoció la llegada de Fuertes al apoyo de Urribarri al anteproyecto de Código Penal. "Rechazamos el anteproyecto porque este sistema de premios y castigos genera un sentimiento de zozobra en los ciudadanos", agregó Fuertes, asimilando la terminología massista.

Cerca de Urribarri y Busti coincidían ayer en una explicación menos épica para el pase de Fuertes: indicaron que comenzó a alejarse del kirchnerismo a partir de 2011, cuando el gobernador no lo eligió como compañero de fórmula, y fundamentalmente el año pasado, cuando quedó fuera de los posibles herederos de Urribarri.

"Fue un detonante, entre otros. Siempre me opuse al «dedo» en política", se sinceró Fuertes, que no descartó la posibilidad de un acuerdo con el sector de Busti, aunque dio a entender que el massismo entrerriano marcha hacia una interna. "Nosotros quisimos primarias desde un principio", acotaron cerca de Busti. Es el escenario que Massa promueve en todo el país.

Para completar el panorama que entusiasma al tigrense, la llegada de Fuertes se produjo un día después de que Urribarri cerró su segunda incursión como presidenciable por el territorio bonaerense. Fue de la mano de Los Octubre, el grupo de intendentes que, con aval de La Cámpora y el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, pugnan por un presidenciable más "puro" que Scioli.

En ese marco, Urribarri se despachó duro contra Scioli: "Él va por una avenida y yo por otra; Daniel es él, Daniel no se sabe qué es", dijo. Pura ganancia para Massa.

DOS CANDIDATOS DEL MASSISMO A LA GOBERNACIÓN

  • Adrián Fuertes - Intendente de Villaguay

El flamante aliado de Massa aspira a suceder a Urribarri en 2015. Tiene 43 años y obtuvo casi el 70 por ciento de los votos en las elecciones de 2011. Lidera Fuerza Joven

  • Gustavo Zavallo - Ex diputado nacional

Es el delfín del ex gobernador Jorge Busti, que se sumó al massismo antes de las primarias de 2013 y forma parte de la mesa nacional del Frente Renovador. Zavallo fue diputado entre 2007 y 2011, cuando intentó llegar a la intendencia de Viale.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.