Massa reafirma su candidatura con diez propuestas de campaña

El tigrense presenta hoy los ejes centrales "para salir de la crisis"; los puentes con Cristina, Lavagna y Tinelli
El tigrense presenta hoy los ejes centrales "para salir de la crisis"; los puentes con Cristina, Lavagna y Tinelli Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
Marcelo Veneranda
(0)
2 de abril de 2019  

Mientras el universo del peronismo no kirchnerista sigue esperando señales concretas de las intenciones de Roberto Lavagna, Sergio Massa inaugurará hoy un nuevo tramo de su campaña para la presidencia con la presentación de "diez grandes acuerdos nacionales para ganar el futuro y el progreso". En otras palabras, el líder del Frente Renovador anunciará sus propuestas centrales de cara a las PASO del frente Alternativa Federal, aunque con la mira puesta en los comicios de octubre.

"Cuando hay problemas, la responsabilidad de un político es decir qué hará para solucionarlos. La sociedad tiene derecho a saber -y la necesidad de saber- qué le proponen sus candidatos. Y, aparte, nadie está diciendo qué hacer para salir de esta crisis", señalan en el búnker del tigrense. "Visto al revés: no puede ser presidente quien no tiene propuestas", completan.

El acto, convocado en uno de los salones del predio de la Rural en Palermo, está planteado con Massa como único orador frente a una audiencia conformada por referentes de organizaciones de la sociedad civil: desde docentes y figuras del ámbito científico hasta empresarios pyme y veteranos de Malvinas, a tono con la fecha que se conmemora.

Massa hará desfilar en su discurso y en las pantallas los ejes de esos "acuerdos nacionales a los que necesita llegar la Argentina", a la vez que "planteará su visión de país", adelantan en su equipo de campaña. En el búnker massista prometen un final "para estar atentos". Y no dicen más.

Encarar el tramo de propuestas es un upgrade en la estrategia de campaña massista, que hasta diciembre se movió con un discurso de contraste frente al gobierno de Mauricio Macri. Massa buscaba pararse definitivamente como opositor y abandonar el infructuoso camino de "la avenida del medio". El verano estuvo dedicado a los recorridos por el país, para posicionarse en el escenario político. Las propuestas abrirán la nueva etapa.

Cristina, Lavagna y Tinelli

Dos aristas del discurso massista no tendrían cambios. Una es el tono "esperanzador" que Massa busca imprimirle al cierre de cada una de sus intervenciones públicas. "Es otra obligación de los candidatos, ante el clima opuesto que se respira en la calle", dicen en su entorno. La otra arista es la decisión de evitar cuestionar con nombre y apellido a la expresidenta Cristina Kirchner.

Esos "silencios" de Massa despertaron varias alarmas sobre contactos reflotados con el kirchnerismo. En el Frente Renovador afirman que la táctica apunta a un objetivo menos intrincado: no pelearse con los votantes de la senadora de Unidad Ciudadana. "Un 50% de quienes hoy elegirían a Cristina también afirman que estarían dispuestos a votar por quien pueda derrotar a Macri", explican.

Ante sus interlocutores, Massa niega que existan conversaciones con el entorno más cercano de la expresidenta. Pero va un poco más allá: sostienen que quienes se ofrecen como puentes con el Instituto Patria no tienen influencia real sobre las decisiones de Cristina. Que, en rigor, nadie la tiene. "¿Quién de todos los que están abajo le va a pedir que se baje?", preguntan.

Es un modo de reafirmar que Massa irá hasta el final en su pelea por meterse en el ballottage. Algo que hoy, según los números del massismo, es más probable que suceda si Macri sigue cayendo en las encuestas, porque Cristina se mantiene en 30 puntos. O sube.

Es el mismo razonamiento que usan para rechazar el planteo de quienes quieren clausurar las PASO en Alternativa Federal, proponiendo una candidatura única de Lavagna. "Las PASO fueron uno de los primeros acuerdos que sellaron con Juan Manuel Urtubey, Juan Schiaretti y Miguel Pichetto. De ahí no se corren", afirman en el Frente Renovador, para agregar: "Las PASO son también una exigencia de los gobernadores, que necesitan una lista de 30 puntos para colgar sus diputados. No les sirve un candidato solitario".

Si les tiran la lengua, de hecho, los massistas siguen imaginando el mismo escenario final para las PASO que el que profetizaban antes de la irrupción de Lavagna: una disputa con Urtubey.

La regla del candidato único admite una excepción: el cuarteto quiere un único postulante para la gobernación bonaerense, que tribute a todas las boletas presidenciales. El preferido hace rato que no es un misterio: Marcelo Tinelli, que esta semana volvería a dar señales de su intención de lanzarse al ruedo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.