Massa se sumerge en la provincia para intentar una remontada final

Priorizará las zonas más humildes del conurbano y de las ciudades grandes del interior gobernadas por el oficialismo; el objetivo central es evitar que las PASO se polaricen
Priorizará las zonas más humildes del conurbano y de las ciudades grandes del interior gobernadas por el oficialismo; el objetivo central es evitar que las PASO se polaricen
Marcelo Veneranda
(0)
25 de julio de 2015  

"Cada tres puntos que recuperemos en la provincia es un punto que crecemos a nivel nacional", razonaban ayer en Tigre, con el calendario en una mano y la calculadora en la otra, para explicar el raid bonaerense que Sergio Massa abrazará en el tramo final de la campaña para las PASO. Buscará, así, recuperar terreno para evitar que el escrutinio del 9 de agosto marque una polarización entre el kirchnerismo y Pro.

Con un detalle: si en los últimos días el ex intendente de Tigre multiplicó las visitas a los intendentes aliados, ahora se enfocará en el territorio "enemigo": las ciudades más importantes del conurbano y el interior que gobierna el kirchnerismo. Y, en particular, sus barrios más humildes.

"De cada diez horas de campaña, Massa pasa 6,5 en la provincia y 3,5, en el interior", precisan cerca del precandidato presidencial del frente UNA, que en las PASO competirá contra el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, quien también priorizó la provincia en sus últimas recorridas.

La explicación también es matemática: en el conurbano bonaerense vota el 25% del padrón nacional y la provincia concentra más de un tercio de los votos del país. Por eso, cada punto de mejora en las encuestas bonaerenses mueve el termómetro nacional. "Si, por ejemplo, quisiéramos subir lo mismo a nivel nacional con los votos del Norte, deberíamos crecer una enormidad allá", contrastaba una fuente del Frente Renovador.

Además, y aunque recorrerá peatonales y zonas comerciales, Massa priorizará las barriadas más postergadas, donde el voto kirchnerista es más fuerte. Es lo que hizo esta semana en los municipios aliados del norte del conurbano, y repetirá en los distritos oficialistas: el 2 y 6 de agosto, planea dos nuevas megacaravanas, de más de 20 kilómetros, por el oeste y el sur del conurbano.

"Es la batalla que el macrismo no da, porque no entra en los barrios más humildes. Estamos yendo a zonas donde no va nadie", destacan en Tigre, donde se aferran a la seguidilla de errores en las encuestas previas a las elecciones provinciales (Salta, Río Negro, Chaco, Santa Fe, Córdoba y Capital) para poner en duda la polarización nacional entre el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri.

Con rutina propia, el candidato a gobernador de UNA, Felipe Solá, priorizó en los últimos días las ciudades del interior bonaerense, en particular las de perfil agroindustrial, donde el rival por vencer es Pro. Ayer llevó sus propuestas para el campo a dos distritos costeros del sudeste, Lobería y Necochea.

Massa recorrerá hoy Escobar y San Nicolás, donde gobiernan los intendentes oficialistas Walter Blanco (que reemplazó a un ex massista, Sandro Guzmán) e Ismael Pasaglia, respectivamente. Allí, Massa se mostrará con sus candidatos, Luis Carranza y Lisandro Bonelli.

Mañana visitará La Plata, territorio de Pablo Bruera, donde el Frente Renovador no pudo unificar una alternativa y presentó cinco listas para la intendencia. El lunes será el turno de Mar del Plata, dominio de Gustavo Pulti. El martes, Olavarría y Azul. El miércoles, Merlo y Moreno.

Como anteayer, en San Martín, Olavarría y Merlo tienen el condimento adicional de haber sido distritos massistas hasta hace pocas semanas, cuando los intendentes Gabriel Katopodis, José Eseverri y Raúl Othacehé (todos cercanos, incluso en lo personal, a Massa), regresaron al kirchnerismo.

En esos lugares, como en Almirante Brown, que Massa visitará la otra semana, el Frente Renovador tuvo que improvisar armados y candidaturas. En esos días decisivos, Massa también recorrerá La Matanza. Es lo que dicta la calculadora: allí votan un millón de argentinos y, en particular, muchos kirchneristas.

"Jubilados", la palabra que más lo identifica

Sergio Massa

Diputado nacional

Dos meses atrás, Sergio Massa se propuso dedicar cada semana de la campaña a repetir una propuesta específica de Gobierno. Cómo pagar el 82% móvil a los jubilados y los juicios adeudados de la Anses fueron la consigna de los últimos días. "El Gobierno usa la plata de la Anses para comprar dólares, yo la quiero usar para el 82% móvil", repitió ayer, en un acto en Tigre, mientras su equipo de campaña celebraba que, sólo esta semana, Massa apareció en las noticias repitiendo la palabra "jubilados" 7833 veces

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.