Massa y De Narváez, los polos que dividen al PJ