Mauricio Macri y Elisa Carrió, separados por un glaciar