"Me voy a ir de mi cargo con más poder"

Dijo que pensaba que le iba a ir mal
(0)
21 de mayo de 2003  

-No se le escapa a nadie que usted debe sentir una satisfacción personal por haber ayudado a cortarle la carrera política al ex presidente Menem.

-Muchos creen que mi disputa con Menem es personal. No, no es personal. Creo que Menem se ató y está absolutamente convencido de políticas que ya son ultramontanas y fracasaron en América latina. Y ellos siguen creyendo en eso. Fue de una mediocridad absoluta el no entender lo que pasaba a partir de los años 97, 98, 99...

-Pero usted dijo en la campaña de 1999 que el modelo económico estaba "agotado, pero por exitoso".

-Claro, había sido exitoso en lo que venía a resolver. No venía para resolver la concentración económica y la recesión, sino la hiperinflación. Era un remedio para curar una enfermedad. Y pasa que a veces los remedios que te curan del estómago te enferman de la cabeza.

-¿Usted se cree artífice del derrumbe político de Menem?

-No, de haberle ganado una elección.Yo fijé mi posición muy clara en el 96, 97. Y después seguí batallando con una idea que me persigue desde hace mucho tiempo: hay que crear una ideología argentina, que tenga que ver con la creación de riqueza.

-¿Cree que se irá con más poder del que tenía cuando llegó?

-Siempre me pasó. Me voy a ir de mi cargo con más poder del que tenía cuando llegué. Siempre cuando me iba de un cargo me iba mejor de lo que había entrado, a nivel municipal, provincial... Siempre me pasó lo mismo. Y yo creía que me iba a ir muy mal cuando asumí. Pero tenía una obligación patriótica.

-¿Qué imaginaba?

-Lo que imaginaba la mayoría. Que me iba a pasar lo mismo que había pasado hasta ese momento. El conflicto social era tan grave que al sincerar las variables económicas y producirse la hiperdevaluación nos iba a arrastrar a todos... Alguien tenía que estar. Porque la mayoría no quería estar. Costó mucho para que aceptara Rodríguez Saá, primero, y después ya no había muchas posibilidades.

-¿Cree que ya está desactivado el conflicto social?

-Sí, pero hay una urgencia enorme de crear riqueza y de repartirla mejor. En la medida que los trabajadores comiencen a mejorar sus ingresos y que esa mejora esté respaldada por la creación de riqueza.

-¿Y cómo se crea riqueza en el corto plazo para repartirla?

-Se está creando. Se están sustituyendo las importaciones en un 50%. Y en la medida en que haya más ingreso en el bolsillo de los trabajadores se va reactivando el mercado de consumo, y eso significa un círculo virtuoso de una economía de abundancia. Hay que trabajar más, y producir más para que se consuma más, eso es lo que hay que hacer.

-¿En qué fracasó?

-En la mayoría de los casos hemos superado lo que queríamos hacer. El tema de los ahorristas: yo creía que podíamos más rápidamente lograr una satisfacción total de sus reclamos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.