Mendoza: detenidos por robar comida

Decenas de personas irrumpieron en dos locales; la policía impidió otros ataques
(0)
15 de diciembre de 2001  

MENDOZA.- En menos de 24 horas, dos supermercados fueron saqueados y en otros cuatro la policía debió intervenir para impedirlo, ante lo que parece una escalada de descontento social que inquietó al gobierno local.

El gobernador, Roberto Iglesias, aseguró que no se trataría de movimientos espontáneos sino que varios grupos estaban organizados para cometer los hechos, aunque reconoció que "el caldo de cultivo es la realidad socioeconómica muy compleja".

Ayer a mediodía unas 40 personas irrumpieron en la sucursal de la cadena Atomo, en la calle Rivadavia al 1600, del departamento de Godoy Cruz, y se llevaron alimentos, pañales, leche y desodorantes.

El policía que custodiaba el pequeño local nada pudo hacer por impedir que el grupo en el que había hombres y mujeres esquivara las cajas para llevarse la mercadería sin pagar. Algunos de los que se llevaron mercaderías manifestaron a los empleados que se trataba de una acción de extrema necesidad porque no tenían trabajo ni dinero.

Mayor vigilancia

El primer saqueo se produjo el jueves a la tarde en otro local de Atomo supermercados ubicado en el departamento de Guaymallén. Allí fueron 30 adultos acompañados por algunos niños que retiraron carne, pollo, pañales y alimentos.

Al tener información de inteligencia de que continuarían los actos vandálicos, la policía acentuó la vigilancia de algunos locales y ayer a la mañana impidió que robaran mercaderías en otros dos locales. Uno de la cadena Vea, propiedad de Disco, y otro en una sucursal de Atomo.

La tensión fue en aumento, y a la tarde unos 25 adultos, jóvenes y niños trataron de ingresar en la casa central de la cadena Atomo, pero los guardias cerraron las puertas a tiempo.

Esto despertó la ira del grupo, que rompió vidrios del frente del supermercado e insultó a viva voz a los propietarios del negocio. Los manifestantes se calmaron cuando llegaron al lugar cinco móviles policiales con 20 efectivos que formaron un cordón de seguridad.

Casi en forma simultánea decenas de policías debieron reforzar la custodia en el amplio complejo comercial del hipermercado Libertad, de Godoy Cruz, porque cerca de 200 personas, entre ellas mujeres y niños, intentaron ingresar para obtener alimentos.

Los manifestantes, en su mayoría procedentes de la villa conocida como Campo Papa, llegaron alrededor de las 15 para pedir comida y, al no conseguirlo, intentaron ingresar en el local comercial, cuyos custodios cerraron las puertas.

El grupo comenzó a proferir insultos y agredir a pedradas a los móviles policiales, mientras interrumpía el tránsito.

En tanto, el subsecretario de Seguridad Pública, Alejandro Salomón, informó que por esta inédita sucesión de incidentes fueron detenidas más de diez personas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.