Menem busca el trato con la gente

Como parte de su ofensiva en el conurbano, comió en una villa de emergencia de Tigre
(0)
5 de mayo de 2003  

Carlos Menem estrenó ayer una de las bases de su estrategia de campaña para la segunda vuelta electoral: vestido de sport recorrió una villa de emergencia en el municipio bonaerense de Tigre, compartió un almuerzo con los vecinos y repartió promesas de prosperidad.

Después de la autocrítica que realizó por la escasa diferencia de votos que obtuvo en la primera vuelta en relación con Néstor Kirchner, Menem resolvió dar prioridad al contacto directo con la gente, en especial en el conurbano, donde sufrió un duro revés.

La primera parte de su campaña se había centrado en grandes actos masivos y reuniones reservadas, que limitaron la relación personal entre el candidato y sus posibles votantes.

La actividad de ayer no fue anunciada previamente y los voceros del menemismo se esforzaron por transmitir que se le ocurrió en forma repentina al ex presidente después de visitar la tumba de su hijo, Carlos, en el cementerio islámico de San Justo.

Según las fuentes, uno de los vecinos del barrio San Pablo que conoció a Menem durante su segunda presidencia lo había invitado varias veces a recorrer la zona.

Alberto Kohan y el empresario Francisco De Narváez -designado virtual ministro de Desarrollo Social- acompañaron a Menem, además de un puñado de custodios.

El candidato almorzó chorizos y ensalada preparados por la gente del barrio y tomó mate en la casa de un ex combatiente de Malvinas, que le regaló una bandera usada durante la guerra, indicaron los voceros.

Además, se sacó fotos con la hinchada de Tigre, que mostró una bandera con inscripciones menemistas.

Según la información difundida por el equipo de prensa del candidato, prometió a los vecinos mantener y ampliar la cobertura de los planes sociales y el monto de esos subsidios.

Planes sociales

"Con estos programas no inventaron nada, porque los planes Trabajar fueron creados durante mi segundo gobierno", recordó Menem, y permitió que De Narváez explique parte del plan alimentario de emergencia que analiza aplicar de inmediato en caso de llegar al poder.

Durante casi dos horas, Menem dialogó con distintos vecinos y escuchó sus planteos e inquietudes, la mayor parte relacionados con la falta de empleo y con la necesidad de recuperar el crédito para construir y refaccionar las viviendas.

"La única forma de mejorar los ingresos de los trabajadores es bajar los aportes patronales para que crezca el comercio, porque sin comercio no hay industria", sostuvo Menem durante la recorrida.

Y agregó que el país está estancado con la actual gestión de Eduardo Duhalde.

Ese concepto será eje central de su nueva campaña publicitaria. Los spots de televisión comenzarán a difundirse hoy. En ellos llama a la "reflexión" de la población para que "no desperdicien" el voto. "El país no puede esperar y Menem tampoco", es uno de los mensajes, adelantaron las fuentes.

Los eventuales ministros menemistas aparecerán en los spots filmados el jueves en las oficinas de De Narváez en la zona de Las Cañitas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.