Menem está mejor, pero sigue internado