Menem negó que la renuncia de Rodríguez Saá fuera provocada por la interna del PJ

"Hay que ordenar el país y no devaluar", dijo el ex jefe del Estado
(0)
31 de diciembre de 2001  • 19:29

LA RIOJA.- El titular del Partido Justicialista y ex-presidente de la Nación, Carlos Menem, rechazó la hipótesis que adjudica la renuncia de Adolfo Rodríguez Saá a la dura interna que soporta hoy el peronismo.

En declaraciones efectuadas a la prensa este mediodía, luego de participar de la tradicional ceremonia religiosa del Tinkunaco ( Encuentro, en voz quichua), el ex-mandatario negó -ante una pregunta de LA NACION- que haya sido la interna del peronismo la que ´terminó con la gestión de Rodríguez Saá´, y sí en cambio "el desastre que hizo el gobierno de la Alianza" porque "destruyó prácticamente los cimientos donde se asienta la República Argentina, asi que la responsabilidad es de los dos años de un gobierno que no supo gobernar", que "ha dejado sin recursos y hasta diría yo que un poco de fe le han robado al pueblo argentino".

En la óptica de Menem, "el justicialismo está recompuesto", y calificó de "rencillas importantes" pero que "no tendrían que surtir efecto en el seno del justicialismo", el intercambio de acusaciones entre el renunciante presidente Rodríguez Saá y el goberndor de Córdoba, José Manuel de la Sota.

Se manifestó partidario de una elección general pero consideró que "es muy difícil elegir candidatos" y no "marginar" a nadie.

Entre los posibles presidentes para la transición, los periodistas le mencionaron al gobernador Rubén Marín, de quien Menem dijo que "es un gran dirigente político, que tiene personalidad. Está haciendo un muy buen gobierno en la provincia de La Pampa y hay que tenerlo en cuenta".

Empero, en todo momento evitó precisiones categóricas y no quiso pronunciarse ni por personas ni por elecciones o duración del mandato "hasta tanto" lo haga la asamblea legislativa convocada para mañana.

Una sola cosa dejó en claro: que si se llama a elecciones, el presidente elegido deberá "completar el mandato" del Dr. Fernando de la Rúa.

A renglón seguido, confirmó que su " intención" es volver a la presidencia en el 2003 y "si mi intención se compadece con la de todo el pueblo argentino, con toda seguridad" regresará al poder.

Sugirió que el próximo presidente deberá tener como prioridad "ordenar; estamos en un desorden generalizado, producto de las medidas que tomó el gobierno anterior (de la Alianza). Confiscarle los ahorros a los argentinos fue muy grave, gravísimo. Rebajarles los sueldos, aumentar los impuestos, son medidas que yo no me hubiera aventurado a tomar".

"Puede ser" que la decisión de Rodríguez Saá de anunciar el no pago de la deuda externa haya influido en su rápida salida del gobierno, "pero no tanto, yo creo que el Dr. Rodríguez Saá tendría que haber hablado de renegociar la deuda externa, pero no pagarla es aislarnos totalmente del mundo"

Aseguró que "si a mí me hubieran escuchado hace cuatro años, no estaríamos viviendo un momento tan difícil. Yo creo en la dolarización, no sé si estamos a tiempo".

Pidió a la gente que "no se engañen con el tema de la soberanía" porque los países europeos han adoptado el euro y "no" han perdido soberanía.

Consideró que "otro de los graves errores" cometidos por Rodríguez Saá fue la idea de sacar una tercera moneda, porque "es directamente devaluación, es directamente dejar sin respaldo a esa tercera moneda. Y así no se puede mover un país", sin "confianza".

Arturo Ortiz Sosa

Corresponsal en La Rioja de LA NACION

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.