Menem pedirá que se investigue un fraude

Es por supuestas irregularidades con DNI en Buenos Aires; cerca de Kirchner dicen que "está nervioso" El ex presidente presentará una solicitud a la justicia federal En el menemismo niegan que quieran "judicializar" el ballottage Duhalde le restó importancia
(0)
3 de mayo de 2003  

Carlos Menem pedirá pasado mañana a la Justicia que investigue un supuesto fraude cometido en las elecciones que lo consagraron a él y a Néstor Kirchner como los candidatos que pelearán el 18 próximo por convertirse en el futuro presidente.

"Menem está nervioso porque la realidad le pasó por encima y va a hacer cualquier cosa porque está desesperado", dijo anoche a LA NACION el jefe de campaña y mano derecha de Kirchner, Alberto Fernández, apenas se enteró por este diario de que el ex presidente iba a pedir esa investigación judicial.

Menem dijo anoche públicamente que se debe aclarar una investigación del programa "Kaos en la ciudad", que se emite por Canal 13 y que registró graves irregularidades cometidas en la elección en la provincia de Buenos Aires, donde Kirchner le sacó cinco puntos de ventaja que resultaron clave para quedar a 2,34 puntos por debajo del ex presidente y lograr que el triunfo menemista fuera en realidad una derrota.

Estrategia

Seis horas antes de que Menem anunciara ante las cámaras de televisión que lo esperaban anoche en Puerto Madero, donde participó de un homenaje a los caídos en el hundimiento del Belgrano, durante la Guerra de Malvinas, una fuente que participa de la intimidad del hotel Presidente (búnker menemista) dijo a LA NACION que "el jefe" había pedido a los suyos que buscaran testimonios para denunciar el fraude.

Hasta anoche la fuente aseguró que no tenía datos, pero Menem se anticipó y usó la investigación del programa de televisión para introducir en la campaña de la segunda vuelta la sospecha de que el aparato duhaldista favoreció a Kirchner mediante irregularidades.

En una de las primeras reuniones después de las elecciones, en la que comenzaron los pases de facturas en el menemismo por la derrota, algunos hombres del ex presidente advirtieron que "había fallado la fiscalización de los comicios". Se habló, sólo en privado, de dos casos: la provincia de Buenos Aires (con hegemonía del aparato duhaldista) y Formosa.

Según confió un menemista que trabaja ahora reclutando más fiscales para el ballottage en la provincia de Buenos Aires, el ex presidente no intentará "judicializar" la elección que él gano. "Lo que no queremos es que nos pase otra vez", dijo la fuente.

El jefe de campaña de Kirchner atacó anoche el argumento de las "fallas en la fiscalización" que Menem analizó en las reuniones del hotel Presidente: "Ahora dice eso porque sabe que va a perder. Si a él le falló la fiscalización, no le fallaron a Elisa Carrió y a Ricardo López Murphy, que no denunciaron nada".

El presidente Eduardo Duhalde se enteró anoche de la denuncia que hará Menem pasado mañana y le restó importancia, según confió a LA NACION un colaborador que estaba con él.

El gobernador de Santa Cruz comenzó a sospechar desde el día después de las elecciones presidenciales que Menem tarde o temprano iba a intentar poner bajo sospecha la transparencia de los comicios.

La decisión del candidato es dar la menor relevancia posible a los dichos del ex presidente. Mantendrá la misma actitud que tuvo frente al desafío de Menem a debatir por televisión y de nombrar el gabinete: no ir detrás de sus jugadas. "No vamos a seguir la agenda que quiera imponer Menem", dijo en las últimas horas.

Malestar

Pese a esa actitud, la noticia de que Menem se presentará ante la Justicia para que se investigue una denuncia hecha en un programa de televisión cayó mal entre los colaboradores del gobernador de Santa Cruz y en el Gobierno.

Una de las cosas que habían sido evaluadas como un éxito para el Presidente; el jefe de Gabinete, Alfredo Atanasof, y el ministro del Interior, Jorge Matzkin, además del ingreso de Kirchner en el ballottage, fue que las elecciones se habían desarrollado sin problemas y no habían tenido ninguna denuncia de fraude.

El tema de las irregularidades se había instalado, en rigor, como tema de campaña y había obligado al Gobierno a extremar las medidas para evitar un escándalo institucional.

De fraude hablaron en su momento los principales candidatos: Menem, Adolfo Rodríguez Saá, Elisa Carrió, y hasta Ricardo López Murphy.

Hasta ayer, nadie había mencionado el tema. Menem quebró esa situación.

Sus hombres de confianza en el comando menemista aseguran que no avanzará más y que el tema sólo se reducirá a pedir que sea la Justicia la que investigue un documento periodístico que pone en evidencia irregularidades en la provincia de Buenos Aires, el distrito donde Duhalde construyó su carrera política.

En estas horas, sin embargo, un grupo que trabaja para él busca información que pruebe que hubo fraude.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.