Menem: "¿Qué tiene que hacer en Brasil?"

El menemismo criticó a Kirchner por su visita a Lula y buscó minimizar el efecto que tendrá en la campaña
(0)
9 de mayo de 2003  

Desde que se enteró de que su rival viajaría a Brasil y a Chile en busca de la carta más fuerte de su campaña, el ex presidente Carlos Menem intentó mostrarse indiferente. Ayer recurrió directamente a la ironía cuando LA NACION le preguntó cómo analizó el fuerte respaldo que consiguió Néstor Kirchner: "En vez de ir a Brasil y a Chile a hablar de lo que hará si es presidente, tendría que venir a acá y explicarselo a la gente. Nadie tiene idea de cuál es su plan".

El menemismo buscó minimizar el efecto que tendrá la extensa reunión que tuvo ayer el gobernador de Santa Cruz con el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva. Menem prefirió destacar su encuentro con dirigentes sindicales y su visita a Quilmes. "¿Qué tiene que hacer Kirchner en Brasil si todavía no llegó a la presidencia?", se quejó anoche Menem.

La estrategia de Menem apunta a atacar a su rival por su decisión de no debatir y de no explicar sus propuestas de gobierno. Para el ex presidente "es ridículo" que Kirchner actúe como si fuera presidente, en la intimidad dice que su "triunfalismo" es estúpido, y además, sostiene que él no necesita viajar para que lo conozcan.

"Yo fui diez años y medio presidente y tengo un reconocimiento en todo el mundo", suele decir Menem. El ex presidente está sólo ocupado en mostrarse metido en la campaña para el ballottage, después de que en las últimas 48 horas hubo fuertes versiones sobre su inminente renuncia a la candidatura. Cerca del despacho del presidente Eduardo Duhalde aseguran que tenían información de que después de unas encuestas que tendrá listas el fin de semana, Menem desistiría de competir. Pero ahora esa sensación terminó con los gestos del ex presidente: en plena campaña.

El compañero de fórmula del ex presidente, Juan Carlos Romero, que ayer estaba de visita en Río Cuarto (Córdoba) afirmó a LA NACION que el menemismo no estaba alterado porque Kirchner consiguió la audiencia con el presidente de Brasil y consiguió así el primer lugar en los medios de comunicación, donde hoy se libra la batalla de la segunda vuelta.

"Si los brasileños votaran el 18 estaríamos preocupados, pero como no es así no importa", dijo anoche el compañero de fórmula de Menem a LA NACION. Romero consideró, además, que la única ventaja que logró el gobernador de Santa Cruz fue no estar en el país y no debatir. Según Romero, a Menem le ofrecieron la misma agenda que a Kirchner. ¿Por qué la rechazaron?, le preguntó LA NACION. "No la rechazamos, iremos después del 18; ahora no corresponde", afirmó.

El único que ofreció una visión diferente sobre el viaje de Kirchner fue el hombre al que Menem eligió como su potencial canciller: Jorge Castro, a quien el ex presidente suele definir como un hombre "brillante".

"La visita del candidato opositor es un acontecimiento positivo porque profundiza el carácter estratégico de lo que es para la Argentina la relación con Brasil, fundamental para el desarrollo del Mercosur", dijo Castro a LA NACION. El potencial canciller menemista aclaró que, pese al enojo que mostraron Menem y Romero, él marcaba como positiva la visita y explicó que las críticas están en el contexto de la campaña y que por encima de ello debe estar la posición argentina.

Pese a su llamativa postura, Castro aclaró que Menem no necesita viajar porque lo conocen. Además, destacó que las preferencias o coincidencias ideológicas entre un presidente y un candidato no tienen consecuencias prácticas porque la política exterior es una cuestión de Estado.

Castro señaló que para Menem la relación con Brasil es prioritaria.

Definiciones

Juan Carlos Romero

  • "La visita de Kirchner a Brasil no preocuparía si los brasileños votaran el próximo 18... pero como no es así, casi no nos importa. Nosotros no rechazamos la invitación, vamos a ir después del ballottage."
  • Jorge Castro

  • "La visita del candidato opositor (Néstor Kirchner) es un acontecimiento positivo porque profundiza el carácter estratégico de lo que es para la Argentina la relación con Brasil, fundamental para el desarrollo del Mercosur."
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.