Menem recuperó el tono triunfalista

Acusó al Gobierno de robarle votos en la provincia de Buenos Aires; duro ataque hacia Kirchner y su esposa en La Matanza
(0)
13 de mayo de 2003  

LA PLATA.- La voz de Carlos Menem crepitó por el enojo: "No desisto de mi candidatura. ¿Hasta cuándo me van a preguntar lo mismo? La respuesta es no".

Así reaccionó ayer el candidato presidencial del Frente por la Lealtad ante una pregunta formulada por LA NACION.

En La Matanza, rodeado de economistas y juristas que presentó como eventuales miembros de su gabinete nacional, Menem salió al cruce de quienes le auguran un destino aciago el domingo próximo.

"Ni piensen que me bajo de mi candidatura. Vamos a triunfar", insistió el ex mandatario ante un estadio colmado.

El ex jefe del Estado denunció que el gobierno le "robó" votos en esta provincia. Y, por primera vez, se lamentó por la derrota que le asestó el oficialismo en este territorio.

Pese al tono triunfalista que impuso en la mayor parte de su discurso, Menem asumió, en un pasaje de su alocución, una posible victoria de Néstor Kirchner, su adversario.

"En el remotísimo caso que fuera elegido presidente, vamos a tener un presidente que no sabe absolutamente nada", afirmó el ex mandatario desde el palco montado en el Club Social y Deportivo González Catán.

Despedida fúnebre

Incluso, el ex presidente se refirió al día en que se retire de la política, y al día en que se muera. Y pidió a la multitud que lo despida con la marcha peronista.

"He corrido la carrera. He dado combate. He conservado la fe. Eso diré cuando deje la política", expresó el ex gobernador de La Rioja.

"Yo les pido a ustedes que conservan la fe. Y que cuiden el voto", aconsejó. Detrás de él lo acompañaban su eventual secretaria de Seguridad, Paola Spátola, los economistas Rogelio Frigerio (nieto), Pablo Rojo y Francisco Summel.

Estaban además los candidatos a gobernador por la provincia de Buenos Aires Alberto Kohan y Alberto Pierri -que mantiene una áspera disputa por la derrota en este territorio- y el candidato a intendente por La Matanza Hugo Fernández, vinculado con un puntero político local -Juan Manuel Pereyra- filmado por un canal de televisión cuando explicaba cómo fabricar DNI falsos.

En el transcurso del acto Menem fustigó en reiteradas oportunidades al candidato del Frente para la Victoria y lo acusó de no dar explicaciones por el dinero que la provincia de Santa Cruz, de la que Kirchner es gobernador, tiene depositado en un banco de Suiza.

Volvió a vincular a Kirchner con la violencia de la década del setenta.

"Este señor o su esposa dijeron que venían a reivindicar la revolución que quedó inconclusa en el 76. Yo entonces fui preso y ellos fueron corridos por Perón de la Plaza de Mayo. Ahora dicen que representan al justicialismo. ¿Cuál justicialismo?", se preguntó el ex mandatario.

Luego pidió a sus fiscales que pongan toda la fuerza, toda la energía y hasta la sangre -aunque sin derramarla- para controlar que el Gobierno no haga trampa en las próximas elecciones.

"No confiamos porque en la provincia de Buenos Aires no nos fue muy bien que digamos. No nos vaya a ocurrir lo mismo que el 27 de abril. Lamentablemente perdimos porque nos robaron, ésa es la verdad", dijo exaltado. Agregó: "Controlen todo. Las boletas, el voto cadena. No dejen que nos hagan trampa", insistió Menem.

Antes de terminar, el ex presidente dedicó algunos párrafos al presidente de Cuba, Fidel Castro, que lo criticó en una entrevista publicada durante el último fin de semana. Entre otras cosas, Castro se refirió irónicamente a la vestimenta del ex mandatario argentino.

"Prefiero vestirme elegante y no fusilar gente", le respondió Menem, desde La Matanza. Y se quejó: "Eramos amigos. Pero Cuba no es un país democrático. Es una cárcel de donde no se puede salir".

El ex jefe del Estado tiene previsto reunirse hoy con fiscales y militantes del partido bonaerense de San Martín y con el titular del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias.

Enturbiar

Por otra parte, el senador Eduardo Menem señaló ayer que Duhalde está detrás de las versiones sobre la posible renuncia al ballottage de su hermano para "enturbiar" el proceso electoral y beneficiarse.

"Es antidemocrático estar incitando a un candidato para que no se presente", aseguró el senador Menem. Se quejó porque el "propio presidente de la Nación, que debería custodiar las instituciones, es el que está incitando a uno de los dos candidatos a no presentarse y ve esto como un match de box en un primitivismo totalmente elemental".

A su turno, el ex secretario de la presidencia Alberto Kohan admitió que existen "disidencias" en el entorno de Menem sobre qué hacer ante el ballottage, pero recordó que "lo importante es que decide el que conduce" y que allí "se termina todo".

Pedido de Stornelli

  • El fiscal federal Carlos Stornelli solicitó ayer al juez Norberto Oyarbide, que investiga un supuesto complot para derrocar al gobierno de la Alianza, que encabezó Fernando de la Rúa, que cite a declarar como testigo al candidato presidencial Carlos Menem, que la semana última afirmó por televisión que Eduardo Duhalde se convirtió en jefe del Estado en virtud de un golpe institucional. "¿Cómo llegó Duhalde al gobierno? Mediante el hecho de haber golpeado a De la Rúa. Ese fue un golpe institucional", expresó el postulante del Frente por la Lealtad.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.