Menem sumó al Ejército al diálogo multisectorial

Daniel Gallo
Daniel Gallo LA NACION
El ex presidente almorzó con Brinzoni
(0)
12 de diciembre de 2001  

El ex presidente Carlos Menem metió a las Fuerzas Armadas en la concertación política. "Es fundamental que participen", aseguró un minuto después de despedirse con un abrazo del teniente general Ricardo Brinzoni, jefe del Ejército.

Compartieron un almuerzo en el tercer piso del Edificio Libertador, en el que se habló de la crisis económica y social del país. También se conversó sobre la situación del ex coronel Mohamed Alí Seineldín. En el hall central de la sede del Ejército, Menem dijo públicamente que "los miembros de las Fuerzas Armadas verían bien la liberación" del oficial que encabezó la asonada en 1990. Fuentes cercanas a los comensales aseguraron que el titular del PJ estaría de acuerdo con un posible indulto. Ese fue uno de los temas fuertes entre platos de lomo grillé y hongos a la plancha.

El café fue previo a la comida y lo tomaron en el piso 11, junto con el ministro de Defensa, Horacio Jaunarena. Voceros del funcionario radical comentaron que en la breve visita el titular del PJ ratificó su disposición a conformar un gran acuerdo patriótico que apuntalase las decisiones económicas. Y pese a las durísimas críticas realizadas un día antes, Menem, a través del ministro, mandó un mensaje al Presidente: todos deben asegurar su permanencia en el Gobierno hasta 2003.

El paso por la oficina de Jaunarena fue parte del protocolo seguido en un intento de evitar suspicacias por el almuerzo, el primero que se hace público entre el jefe del Ejército y un político de la oposición. Brinzoni solicitó la semana última autorización para recibir a Menem y, cuentan fuentes de Defensa, Jaunarena consultó al presidente Fernando de la Rúa antes de dar su aprobación. Con eso se restarían malentendidos, consideran.

El almirante Joaquín Stella, jefe de la Armada, es el próximo que será visitado por Menem.

Como presidente del principal partido de la oposición, Menem empieza a marcar los límites de la concertación que se buscará. Y está a la vista que los amplió hacia las Fuerzas Armadas, cuyos jefes -al igual que en otro tipo de mesa de diálogo- tienen diferentes opiniones sobre la necesidad o no de participar.

El Ejército dejó trascender ayer que "no es un interlocutor político". Sin embargo, esa fuerza no vería con desagrado la ocasión de sumarse a un acuerdo nacional, "como institución fundamental de la Nación".

Menem le dio ayer al Ejército la posibilidad de ingresar en una conversación a la que el oficialismo no lo invitaba.

Esta noche, De la Rúa recibirá en la quinta de Olivos a los cuatro jefes militares y a sus esposas. Será una comida protocolar, la principal forma de relación directa que los mandos castrenses tienen con el Presidente. Son escasos los contactos informales -más allá de la compañía en algunos viajes- entre De la Rúa y los jefes. Tres de ellos afirman que conocieron a través de los diarios el ofrecimiento presidencial de enviar tropas a Afganistán.

Un lugar en la crisis

Menem se acercó a Brinzoni mediante los oficios de un oficial retirado de una promoción cercana a la del teniente general. Para el jefe del Ejército la ocasión era propicia para concretar el deseo exhibido hace tres semanas, durante el mensaje a sus oficiales con mando. El 20 de noviembre, delante de De la Rúa, Brinzoni dijo: "No queremos ser meros espectadores de los problemas que afligen al país". El Ejército buscó entonces un lugar en la crisis. Menem se lo dio.

Ayer, después del almuerzo con Menem, Brinzoni dijo: "El Ejército cree que de esta crisis transitoria vamos a salir respetando la Constitución, las instituciones y trabajando junto al esfuerzo de todos los argentinos". En otras palabras, los uniformados no quieren quedar al margen de la mesa de concertación, aunque todavía no se sepa cómo insertarse en esa convocatoria.

Allegados al jefe castrense agregaron que el Ejército "está abierto al diálogo con todos los sectores".

Entre helados de limón con frutillas, Menem propuso a Brinzoni "una especie de acuerdo patriótico y para un acuerdo de esta naturaleza es fundamental la participación de instituciones como las Fuerzas Armadas y la Iglesia". El primer contacto público fue hecho.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.