Menem y Rodríguez Saá formarán un polo opositor al Gobierno

Impulsarán elecciones internas en el PJ
(0)
24 de enero de 2005  

Adolfo Rodríguez Saá interrumpirá sus vacaciones en uno de los campos que tiene en San Luis y Carlos Menem dejará la tranquilidad que le depara la cancha de golf en La Rioja. Mañana comenzarán a oficializar parte del plan que los une para enfrentar a Néstor Kirchner.

No quieren que el encuentro se parezca a un acto político, sino a una reunión de ex presidentes preocupados por la falta de elecciones en el peronismo, que pedirán formalmente en un documento que se dará a conocer mañana en San Luis. Pese a ese deseo, se esperan en la cumbre más de 300 dirigentes menemistas y adolfistas, que asistirán al hotel que los hermanos Rodríguez Saá tienen en el pueblo de Juana Koslay, a 11 kilómetros de la capital puntana.

Según fuentes allegadas a Menem y a Rodríguez Saá, consultadas por LA NACION, la idea es no mostrarse como protagonistas de una alianza sino como dos ex presidentes que "coinciden" en la convicción de que en el PJ debe haber elecciones internas para elegir nuevas autoridades. Sin embargo, en un futuro próximo, Menem y Rodríguez Saá planean unificar sus legisladores en un solo bloque. Por ahora, esto será negado en público porque pretenden ir por partes y no plantear posturas extremas desde un principio.

Esa alianza futura en el Congreso tendría un impacto en la banca peronista: Rodríguez Saá cuenta con un solo bloque de 15 legisladores. Menem tiene en el Senado a su hermano Eduardo y a Ada Maza, la hermana del gobernador de La Rioja, y en Diputados a un grupo que encabezan su sobrino Adrián Menem y Leila Chaya.

Tampoco quieren que cada una de sus jugadas pierda impacto político. Será la primera vez, desde que ambos dejaron la Casa Rosada, que coinciden en un proyecto: en las últimas elecciones presidenciales ambos compitieron contra Néstor Kirchner.

El objetivo prioritario y central es empezar a presionar por las elecciones internas. El peronismo puntano, que preside Adolfo Rodríguez Saá, impulsará a su líder para presidente del PJ, según confió a LA NACION la intendenta de San Luis, María Angélica Torrontegui, que en realidad comparte su función con Daniel Pérsico.

"Es un deseo del peronismo de San Luis que nos conduzca en el nivel nacional Adolfo Rodríguez Saá", dijo Torrontegui, quien además destacó que es "vital" que en el peronismo se hagan elecciones y se elija una conducción.

Menem no tiene intenciones de presidir el consejo nacional del PJ, porque, de hecho, ocupó ese cargo mientras fue diez años presidente. Con lo que no habría intereses contrapuestos en ese sentido. En el Partido Justicialista está acéfala esa posición y formalmente se encuentra hoy a cargo de una Comisión de Acción Política que ni siquiera funciona.

Kirchner nunca se decidió finalmente a presidir el PJ. Primero no quiso porque alentó su proyecto de "transversalidad". Después lo abandonó y se recostó en la estructura formal del PJ, empezando por su alianza estratégica con Eduardo Duhalde y después afianzando su relación con gobernadores y legisladores peronistas.

Idea archivada

Eduardo Duhalde quiso al principio convencerlo de ocupar ese cargo y también archivó esa idea porque, según dijo luego, "Kirchner no necesita presidir el justicialismo para conducirlo". El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, explicó a LA NACION que presidir el PJ no era una cuestión relevante para el jefe del Estado. Pero con la reaparición de Menem y Rodríguez Saá reclamando elecciones internas, el escenario amenaza con cambiar.

El plan de menemistas y adolfistas consiste en empezar un trabajo de convencimiento entre gobernadores y de dirigentes de segunda y tercera línea para presionar por la pelea por el liderazgo en el PJ.

No habrá en el encuentro de mañana otra definición política que ese reclamo partidario que apunta sólo a regularizar la situación partidaria y a obligar al Presidente a definir si va a pelear en una elección contra Menem y Rodríguez Saá.

Los dos ex presidentes tendrán una reunión privada previa al encuentro con los dirigentes y está previsto que también hablen sobre los temas de actualidad de gestión. Después podrían expresar alguna consideración sobre el Gobierno.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.