El análisis. Menos margen para cometer más errores