Miceli defiende un presupuesto que prevé una inflación del 7%