Milani: quejas y reclamos en la calle por el fallo

El juicio a César Milani en La Rioja
El juicio a César Milani en La Rioja Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima
"Las pruebas contra Milani se acumularon desde 1979", insistió el hijo de Olivera
Gabriela Origlia
(0)
10 de agosto de 2019  

LA RIOJA.- Después de la absolución del exjefe del Ejército César Milani, arreciaron en la calle, frente a los tribunales federales de esta ciudad, los cantos e insultos contra la Justicia y contra el militar. Hubo algunos huevazos contra los agentes federales a cargo de la custodia, pero la situación no pasó a mayores.

Alfredo Olivera, querellante en el juicio de lesa humanidad que se siguió contra Milani, estaba desconcertado con la sentencia, por entender que estaban "todas las pruebas" para la condena.

Hizo la primera denuncia contra él en 1979, en la Unidad 9 de La Plata; la ratificó en 1980, y en 1984 declaró ante la Comisión Riojana de Derechos Humanos, dichos que reiteró un año después. "No pueden decir que esto empezó con Milani cuando era jefe del Ejército. Los antecedentes y la prueba documental dejan en claro todo lo que hice durante muchos años", dijo a LA NACION.

Luego del secuestro de su padre, Olivera estuvo preso 11 días en La Rioja y cuatro años, seis meses y 20 días en La Plata. "A Milani -cuyo nombre desconocía- lo vi por primera vez cuando se llevó a mi padre de mi casa; después fue el encargado de llevarme al juzgado federal y allí, hablando con el secretario, dijo su apellido. En ese momento decidí retenerlo para, apenas pudiera, denunciarlo", relató.

Tanto Pedro Olivera como su hijo estuvieron detenidos en un centro clandestino. "Milani se quedó conmigo cuando me llevó a los tribunales y me seguía hostigando, repetía que yo era integrante del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) y que él había terminado con mi ?carrera de guerrillero'".

La querella de la familia anticipó que apelará el fallo, al igual que la de las secretarías de Derechos Humanos de la Nación y de La Rioja.

Viviana Reynoso, una de las abogadas de Olivera, calificó el fallo de "injusto" y político, y Claudio Orosz, de la querella de Derechos Humanos de la Nación, afirmó que en los juicios llevados adelante en Córdoba hubo condenas en delitos de lesa humanidad con menos pruebas que las presentadas contra Milani.

Ayer a la madrugada, horas antes del veredicto, murió Miguel Godoy, una de las víctimas, quien también declaró en el proceso. El cartel con su rostro se mezcló con los de "Nunca más" en la sala de audiencias.

En esta última audiencia estuvieron la madre y la hermana del conscripto Alberto Ledo, miembro de una familia riojana que desapareció en Tucumán durante la dictadura militar. Milani, quien en ese entonces era subteniente del Ejército. Graciela Ledo -su hermana- advirtió que en el fallo que liberó a Milani tuvo influencia "un sector político que lo tuvo como jefe del Ejército", en clara referencia al kirchnerismo.

En la segunda audiencia del proceso que concluyó ayer, el tribunal ordenó que Marcela Brizuela, la madre de Ledo, y su hija debieron salir de la sala. Fue cuando Brizuela gritó "traidora", mientras Milani leía una carta de apoyo de Hebe de Bonafini. "Fue la primera vez en un juicio de lesa humanidad que la madre de un desaparecido debe abandonar la sala por órdenes de un juez", subrayó Graciela Ledo a LA NACION.

La voz de Milani

La abogada Mariana Barbitta, defensora de Milani, habló con la prensa en el hotel donde estaban alojados ella y los familiares del militar. Dijo que siempre, como jefe del Ejército, "defendió los derechos humanos". Satisfechos por la decisión del tribunal, antes del encuentro con los periodistas hubo abrazos con los hijos del militar y saludos con abogados de otros acusados.

La querella que representó a la familia Olivera también lo hará por los Ledo. Admitieron que el fallo de ayer genera algún "ruido", pero destacaron que el tribunal de Tucumán es "otro". También reconocieron que el delito que allí se le imputa a Milani es inferior al de la acusación en La Rioja.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.