Desde la oposición temen anuncios de Cristina Kirchner que generen futuras deudas

El diputado Federico Pinedo manifestó su preocupación en torno a próximos proyectos; mientras que el senador Gerardo Morales llamó a la Presidenta a bajar los decibeles de su discurso
(0)
28 de febrero de 2015  • 18:32

La última apertura de sesiones del Congreso de la Nación que protagonizará Cristina Kirchner ya generó elogios del lado oficialistas y críticas del lado de la oposición, por el tono del discurso a escucharse.

El senador radical Gerardo Morales consideró hoy que mañana en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso, la presidenta Cristina Kirchner "tiene una gran oportunidad para hacer un llamado a la unión y bajar los decibeles" y descartó la posibilidad de un autogolpe, aunque sostuvo que "nunca se sabe porque hay mucho loco en el Gobierno".

Morales también advirtió que mañana los presidentes de los bloques de la oposición se van a sentar cerca para evaluar qué hacen si la jefa de Estado los ataca durante su discurso. "Va a haber más control de ingreso. El Gobierno quiere cuidarse, tratándose del último mensaje de la Presidenta en la apertura de sesiones ordinarias para que no haya desbordes. Al Gobierno no le conviene eso", puntualizó.

Endeudamiento para el próximo gobierno

En tanto, para el diputado nacional del PRO Federico Pinedo, mañana la Presidenta va a hacer "algún tipo de anuncio que le genere endeudamiento al próximo Gobierno", durante la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso.

"Espero un panegírico de la década de los Kirchner, que lo hace la Presidenta cada año y éste, que es el último año, lo va a hacer más. Espero también algún tipo de anuncio que le genere endeudamiento al próximo Gobierno", opinó sobre el contenido del discurso que dará mañana la jefa de Estado.

El dirigente macrista repudió la decisión del Gobierno de ceder a la Casa Militar el control de acceso a la Asamblea Legislativa, al firmar que "esto no pasa desde la época de las fuerzas militares".

Clima de exaltación

La diputada nacional Patricia De Ferrari expresó su "preocupación" por el "clima de exaltación" que precede al inicio de sesiones en el Congreso, que abrirá mañana la presidenta Cristina Fernández, y pidió que se preserve la integridad de todos los legisladores.

A través de una carta que envió al presidente de la Cámara, Julián Domínguez, la diputada por la UCR de Córdoba pidió que se preserve "el entorno adecuado" para la asamblea legislativa para evitar que los opositores sean "objeto de faltas de respeto o humillaciones que no se condicen con el protocolo ni con lo que una democracia republicana y federal dispone".

De Ferrari se mostró preocupada por el "clima de exaltación, generado en parte por funcionarios del Poder Ejecutivo, que se desmerece y deslegitima a los otros Poderes de la República, tanto al Legislativo, como al Judicial".

En ese marco, le pidió a Domínguez que haga "que se respete nuestro rol como representantes de millones de argentinos y que se aseguren las condiciones en las que desarrollaremos nuestra función, de tal modo que se preserve nuestra integridad y nuestro trabajo, ya que vendremos a escuchar a la Presidenta".

El famoso autogolpe

En vísperas del discurso de la Presidenta en la apertura del año legislativo, el dirigente jujeño no cree que exista la posibilidad de que el kirchnerismo impulse un autogolpe, como denunció esta semana la diputada Elisa Carrió.

"Un autogolpe, no creo. Hay mucho loco en el Gobierno, hay gente que está dispuesta a cualquier cosa, pero tanto como eso, no creo", sentenció el senador en conversación con radio FM Blue.

El presidente del bloque de senadores nacionales del radicalismo opinó que "el acto de mañana va a estar tranquilo" y que durante su discurso la Presidenta "va a hacer un balance de todos los años que ha gobernado el kirchnerismo".

"La Presidenta tiene una gran oportunidad para hacer un llamado a la unión y bajar decibeles, hasta hoy no se la ha visto en esa línea", remató el dirigente radical, quien además manifestó que "salvo que hubiera un exceso, todos los bloques de la oposición" van "a escuchar el discurso" de la jefa de Estado.

En este sentido, sostuvo que han "decidido estar un poco cerca los presidentes de los bloque, para evaluar qué hacemos si se llegara a presentar alguna situación" de exceso por parte de la mandataria.

"Si dice algo en lo que no estamos de acuerdo no nos vamos a ir, el problema es si hay algún agravio", puntualizó el senador.

Agencias Télam y DyN

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.