Moreno es la idea fija empresarial

Aunque respaldaron al nuevo gabinete, los hombres de negocios se desvelaban ayer por el destino del secretario
Francisco Olivera
(0)
7 de diciembre de 2011  

Nunca antes el interés por el destino de un secretario de Estado había eclipsado la atención por un ministro. Puede ser discutible si Guillermo Moreno quedará o no en la historia argentina, o si su nombre bautizará en el futuro alguna calle barrial. Lo que es indudable es que ayer, ya conocido el nuevo gabinete de Cristina Kirchner, los empresarios dedicaban el 100% de sus energías a indagar por la continuidad y el eventual cargo del secretario de Comercio Interior casi sin importarles ninguna otra cuestión.

La incógnita tenía un sustento doble. Como por la tarde tampoco estaba confirmado Ricardo Echegaray en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), algo que sí quedó claro por la noche, en algunas cámaras corría la versión de que Moreno podía caer en ese organismo. "A mí déjemelo donde está y no lo mueva a otro lado -decía un empresario de la Unión Industrial Argentina-. Por lo menos, sabremos a qué atenernos." Desde la gerencia de un supermercado coincidieron: "Estoy seguro de que en todo el sector van a preferir la continuidad de Moreno antes que nombrar a alguien que no conozcamos y empezar todo de cero". Las versiones convivían con los deliberados elogios que, en un acto en el Museo del Bicentenario, profirió la Presidenta hacia el secretario.

Video

No fue antojadizo el desvelo. El convencimiento empresarial es que Moreno es quien maneja la gestión económica y que nada de eso cambiará. Más allá de que la designación de Hernán Lorenzino provocó aceptación en unos cuantos. "Lorenzino es razonable. Nada cambia", dijo a LA NACION Cristiano Rattazzi, presidente de Fiat Auto. "Es un funcionario probado y probo, que hizo un excelente trabajo con la reestructuración de la deuda -acotó Adelmo Gabbi, presidente de la Bolsa-. Fue un trabajo muy importante y exitoso que nos permitió salir del default." Carlos de la Vega, líder de la Cámara de Comercio, valoró que "la composición del nuevo gabinete es una clara señal de continuidad en la orientación de la gestión, y la designación de Lorenzino, una muy buena señal hacia el sector privado".

Sobrevolaba, con todo, cierta desilusión entre industriales, principalmente entre aquellos comprometidos con la fabricación nacional, que venían soñando con ver en ese cargo a alguien vinculado con ese sector. Desde hace meses, parte de la UIA tiene focalizado un grupo en el que incluye a Amado Boudou, a Lorenzino y a representantes de la banca y el mundo de las finanzas. Los llama "el club de la deuda" porque les atribuye la idea de que la Argentina salga a los mercados internacionales, una iniciativa que no cae bien en la UIA.

La otra mueca de disgusto tuvo que ver con el ministro de Planificación, Julio De Vido, ratificado en el cargo, pero a quien muchos imaginaban o pretendían jefe de Gabinete. No es que Juan Manuel Abal Medina (h.) genere resistencia: simplemente, no lo ven propenso a encarnar un diálogo frecuente con empresarios.

La idea de que todo sigue igual fue expresada, en un contexto corporativo cada día más elogioso hacia el Gobierno, por Mariano Caucino, presidente de la Asociación de Dirigentes de Empresa: "No va a haber cambios importantes. Las figuras nombradas son funcionarios actuales que cambiaron de lugar. Es una característica del kirchnerismo no innovar demasiado, no traer gente de afuera; lo cual no es ni bueno ni malo, pero no hay nuevas ideas".

Y el respaldo con reservas le correspondió a Hugo Biolcati, de la Rural: "Felicitamos al nuevo ministro y esperamos que se abra una nueva etapa de diálogo para trabajar en soluciones a los problemas del sector -dijo-. Esperamos poder transitar otro camino y que nuestras propuestas sean tenidas en cuenta, ya que el sector agropecuario invierte y genera empleo, arraigo y desarrollo y merece estar sentado en la mesa donde se toman las decisiones. La Argentina que todos queremos se logrará con diálogo y consenso. Hay problemas que no pueden esperar, como los de comercialización del trigo y del maíz".

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.