Moreno y Vanoli, más complicados por "hostigar" a Clarín