Moyano dio un apoyo crítico al Presidente

"Si acierta con las medidas", condicionó
(0)
29 de enero de 2002  

La CGT rebelde, que lidera el sindicalista camionero Hugo Moyano, le pidió ayer al presidente Eduardo Duhalde que convoque al consejo del salario mínimo vital y móvil y el reintegro del 13 por ciento de los sueldos a estatales y a los jubilados, y comprometió su "apoyo crítico" al Gobierno "si acierta con las medidas".

Así lo confirmó ayer Moyano a LA NACION, luego de un encuentro de más de dos horas, que ambas partes calificaron como "amistoso". "Somos peronistas y si no acierta haremos lo que tengamos que hacer, seguir con la lucha", advirtió.

Duhalde prometió analizar ambas posibilidades, pero no "puso la firma a nada", según confiaron a LA NACION fuentes gremiales. "Qué quieren que haga, si hasta estamos obligados a armar un presupuesto virtual porque no sabemos cuánto va a caer la recaudación", les respondió Duhalde, preocupado, en la Casa de Gobierno.

También habló de una "fuerte presión de los grupos financieros" sobre él y su ministro de Economía, Jorge Remes Lenicov, y prometió que actuaría "con firmeza".

Después, Duhalde intentó compensar la falta de precisiones de la reunión con dos anuncios: por un lado, habría dicho a sus anfitriones que estaría analizando levantar el corralito a la totalidad de los sueldos. Por el otro, les habría asegurado que, sea cual sea el presupuesto, ya están incluidos en la proyección de gastos de este año los fondos para distribuir 250.000 planes Trabajar y unos 350 millones en ayuda alimentaria, que anunció tiempo atrás su esposa y ministra interina de Desarrollo Social, Hilda González de Duhalde.

Humorada

Además de Moyano y del secretario general del gremio judicial, Julio Piumato, que le entregó a Duhalde un plan elaborado por los trabajadores del sindicato de la DGI para mejorar el sistema de recaudación tributaria y combatir la evasión, estuvieron Juan Manuel Palacios y el abogado laboralista Héctor Recalde, entre otros. Hasta hubo chistes. "Che, hasta De la Rúa nos traía el café más rápido", dijo Moyano a Duhalde, luego de que los gremialistas esperaran a los mozos durante casi una hora. Pero pronto corrigió el chiste: "Está bien que café fue lo único que conseguimos de él".

Duhalde los recibió junto con el ministro de Trabajo, Alfredo Atanasof, con el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, y el coordinador general de la Unidad Presidente, José Pampuro.

Moyano, también, culpó a "sectores económicos y financieros" y a propietarios de medios periodísticos de montar una "campaña" en su contra por su rechazo al modelo económico.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?