Moyano ratificó el acto en Plaza de Mayo y el Gobierno no cede al reclamo por Ganancias

El líder de la CGT aseguró que "no hay forma" de revertir la marcha frente a Casa Rosada; el ministro Tomada calificó el paro de "sectorial" pero evitó definirse sobre el impuesto
El líder de la CGT aseguró que "no hay forma" de revertir la marcha frente a Casa Rosada; el ministro Tomada calificó el paro de "sectorial" pero evitó definirse sobre el impuesto
(0)
25 de junio de 2012  • 18:26

Para Hugo Moyano, la movilización del miércoles próximo a Plaza de Mayo se hará sí o sí. "No hay forma de revisar la medida. El que diga que se puede levantar está hablando pavadas", aseguró hoy el líder de la CGT.

Pese al reclamo por Ganancias, desde la Casa Rosada se calificó la movilización de "sectorial" e "individualista" y se evitó pronunciar sobre la posibilidad de hacer lugar a los cambios que exige el camionero .

"Queremos que la Presidenta escuche los reclamos de los trabajadores", expresó Moyano en el ingreso de la sede de la central obrera en Constitución, donde se reunió con el Consejo Directivo para coordinar detalles del acto. El jefe sindical convocó el viernes pasado a un paro y movilización para exigirle al Gobierno que modifique el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias y que se universalicen las asignaciones familiares que cobran los trabajadores.

El vocero de la CGT, Juan Carlos Schmid, precisó que Moyano será el único orador de la concentración comenzará a las 14 del miércoles y que "será pacífica".

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, fue el encargado de responderle, aunque evitó pronunciarse sobre la posibilidad de que se haga lugar a sus pedidos. "El planteo de la asignación o el mínimos de ganancias no requiere este tipo de respuestas", opinó hoy el jefe de la cartera laboral sobre el acto de pasado mañana, y agregó: "Es un tema que estuvo en la mesa [de discusión] y se pueden procesar de otras maneras. No es un problema de que esté en carpeta o no. Durante años anteriores siempre se ha tratado de dar respuesta".

A pocas horas del acto a escasos metros de la Casa Rosada y a 18 días de los comicios en la CGT del 12 de julio, Moyano reiteró su ofrecimiento de bajar su candidatura a la re-reelección si la jefa de Estado hace lugar a sus pedidos. "Si la presidenta Cristina Fernández de Kirchner hace oídos a los reclamos de los trabajadores de aumentar el mínimo no imponible para Ganancias y los topes para que todos los trabajadores puedan cobrar la Asignación familiar, si da respuesta a estas demandas, yo me bajo de la candidatura", aseveró.

Mientras el líder ceguetista está confiado en salir victorioso de las elecciones internas, desde la oposición denunciaron la semana que la convocatoria al proceso electoral fue "ilegal" al no participar la mayoría necesaria de congresales. Hasta ahora no hubo ninguna resolución del ministerio de Tomada, que hoy sólo se refirió a la movilización de pasado mañana.

"Me parece una visión escasa, muy sectorial y muy individual", opinó el ministro. "Espero que haya un espacio para la reflexión. Este paro de camioneros siempre tendrá alguna lectura política", señaló.

Cambio de postura

La ratificación de la movilización por parte de Moyano echó por tierra las palabras de Schmid quien hoy aventuró que se "podría levantar" si el Gobierno anuncia medidas sobre Ganancias. "Si hay soluciones en el tema ganancias desde el Gobierno, como dijo Moyano, se podría levantar la movilización", expresó esta mañana el titular del sindicato del Personal de Dragado y Balizamiento.

Para la movilización del miércoles, Moyano ya consiguió el apoyo de socios sindicales como dragado, judiciales, portuarios, textiles, cerámicos, canillitas, ruralistas y bancarios; la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo; y la CTA disidente de Pablo Micheli. Más allá de compartir el reclamo, le dieron la espalada a la marcha el sector de "los Gordos" (Luz y Fuerza, Sanidad, Smata y Comercio), "independientes" (UPCN, Obras sanitarias, Uocra, modelos, taxistas y UOM) y la CTA oficialista de Hugo Yasky.

El secretario de Derechos Humanos de la CGT, Julio Piumato, aseguró hoy que "no es un capricho" del titular de la central obrera el paro, y dijo que el Gobierno "ahora es como [Carlos] Menem y como [Fernando] De la Rúa" por intentar "extorsionar" a dirigentes "con la plata de las obras sociales".

"Moyano es golpista por un paro y desabastecimiento. La oligarquía sojera tuvo 90 días parado al país y a nadie lo denunciaron penalmente. Moyano hace un paro de un día y lo denuncian penalmente", se quejó el jefe del gremio de los judiciales.

Oportunistas

Mediante un comunicado de prensa, la CGT cuestionó a los "oportunistas" que adhieren al paro y movilización de la central obrera para enfrentar al Gobierno, pero cuestionó al oficialismo por llamarlos desestabilizadores. .

"Los argentinos no deben dejarse confundir por las adhesiones mediáticas de quienes jamás se han preocupado por los derechos de los trabajadores. Son reacciones oportunistas y desesperadas de sectores que no son una opción política real en nuestro país", dice el comunicado.

"Podemos aceptar que haya sectores que no compartan nuestros reclamos, pero no vamos a permitir que nos llamen desestabilizadores por ejercer un legítimo derecho a reclamar. Este reduccionismo no hace más que negar cualquier diferencia y anular la discusión política", agregan.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.