Mujica rechaza que haya otra pastera frente a Botnia

Dijo que intentará convencer a la firma sueca Stora Enso de instalar la fábrica en otro lugar
(0)
12 de diciembre de 2009  

MONTEVIDEO.- El presidente electo de Uruguay, José Mujica, dio una fuerte señal de su voluntad de lograr un acuerdo con la Argentina para terminar el diferendo sobre las plantas de celulosa: dijo que para negociar y encontrar una solución tiene previsto reunirse "hasta con el Espíritu Santo". Pero en el mismo anuncio confirmó que la papelera Stora Enso tiene seriamente en sus planes instalar una fábrica en Fray Bentos, cerca de Botnia, el eje del largo conflicto bilateral.

Mujica aclaró que apoya las plantas de celulosa para generar trabajo, pero que no quiere que aumente la tensión con la Argentina y que está abocado a un acuerdo. En su círculo político aclaran que la negociación con Cristina Kirchner no implica modificaciones sobre Botnia.

Stora Enso es la compañía sueco-finesa que, asociada a la chilena Arauco, compró el negocio forestal y el proyecto industrial que la española ENCE iba a desarrollar en Fray Bentos, pero que tras conversaciones de los españoles con la administración de Néstor Kirchner se había trasladado a Colonia.

En una recorrida de directivos de Stora Enso por el interior y la zona forestal, se reunieron con el intendente de Río Negro, Omar Lafluff, y en una nota periodística admitieron que la planta podría instalarse frente al puente. Mujica confirmó ayer que está al tanto de esos planes, a los que calificó de "inconvenientes".

La idea generó un alerta en Gualeguaychú y militantes ambientalistas de esa ciudad expresaron que el anuncio se trataba de una provocación.

El presidente de Stora Enso para América latina, Nils Grafström, dijo a la radio El Espectador que el consorcio sueco-chileno evalúa varias zonas para instalar la planta y que el proceso de decisión puede llevar seis meses. Reconoció que la zona de Fray Bentos es una opción.

El tema generó preocupación en el entorno del presidente electo, porque Mujica está jugado a una solución negociada con la Argentina, para lo que ya realizó gestiones de acercamiento.

"Apelamos a la inteligencia, no a la imposición. Nunca nos pidas lo que no debemos darte. Hay que ubicarse en términos de lo posible. Yo tengo previsto reunirme hasta con el Espíritu Santo, porque algún día, Dios -si existe- me va a pedir cuentas y yo le voy a pedir que me dé una chance más", declaró Mujica en rueda de prensa.

"No tan pequeño"

Mujica añadió que Uruguay "es un país pequeño, pero no tanto", y que hay otros lugares "donde instalar una planta de este tipo". Aunque agregó que Botnia "está funcionando bien".

Justamente esa planta que ya cumplió dos años de funcionamiento y una producción que superó las dos millones de toneladas, ahora se llama UPM (fue vendida por Botnia).

Mujica anticipó que su gobierno "va a mantener la política de favorecer la inversión que genera la multiplicación de producto y trabajo en el Uruguay", pero que no se puede "alentar una concentración en un lugar donde se multiplican la presión y los conflictos".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.