Mauricio Macri, junto a la reina Máxima de Holanda