Néstor Grindetti admitió que en 2010 quiso abrir una sociedad offshore, pero "nunca se efectivizó la inversión"