Nicolaides reveló que hubo manuales para la represión

Dijo que fueron aprobados en secreto por el Congreso
(0)
8 de abril de 2005  

CORDOBA.- La lucha contra la subversión en la década del 70 se hizo sobre la base de la "legalidad de la época" impuesta por los manuales de operaciones aprobados "en secreto" por el Congreso de la Nación en 1966 y que tuvieron vigencia hasta 1997, afirmó el abogado Alejandro Zeverín, defensor del último jefe del Ejército de la dictadura, teniente general Cristino Nicolaides.

Agregó que esos textos contemplaban "torturas de tercer grado, compulsión física, amenaza, chantaje, seguimiento físico, secuestros, raptos, terrorismo, desmanes, sabotaje y ejecuciones".

El letrado asistió ayer al militar durante la indagatoria a que lo sometió, durante cinco horas, en los tribunales federales de Córdoba el juez correntino Carlos Soto Dávila, en el marco de la causa que se le sigue por la desaparición de personas, cuando Nicolaides revestía como titular de la Séptima Brigada de Infantería, en Corrientes.

Zeverín dijo que Nicolaides, que se encuentra bajo arresto domiciliario, se declaró inocente y que aportó "los nombres de las publicaciones y el nombre de quien los hizo, que fue el Estado, a través del Instituto Geográfico Militar y el archivo de donde están".

Aclaró que los cerca de 30 manuales "nunca se hicieron públicos, porque fueron destruidos", por orden del entonces titular del Ejército y actual embajador en Colombia, Martín Balza. Añadió que Balza "los quemó, los incineró sin avisar a nadie" y que estuvieron vigentes hasta 1997, cuando el militar los derogó.

"Legalidad de la época"

"Esto es tremendo, es terrible lo que dicen estos manuales de operaciones", manifestó Zeverín, pero aclaró que eso "era la legalidad de la época. Se cumplió con la ley por encima de las condenas morales o condenas históricas que podría tener la Nación Argentina por haber tenido leyes de esa naturaleza".

Dijo que en la audiencia con el juez "se ha pedido que se ponga en conocimiento de los jueces federales del país y de las cámaras la existencia de estos manuales para que se cambie por lo menos la versión de que estos procedimientos, esta lucha contra la subversión, como quiera llamárselo, de acuerdo al lado que se esté, que fueron hechos con la legalidad de la época, legalidad inmoral quizás, eran los mismos manuales que tiene hoy el Ejército norteamericano".

Zeverín sostuvo que si se consiguen esos textos "se puede dar un vuelco fundamental en todas las causas" y señaló que el magistrado se ha comprometido a procurar obtenerlos.

El abogado afirmó que los militares no se podían oponer a las aberrantes prácticas previstas en los manuales porque "si se hubieran opuesto hubieran violado la ley, hubieran cometido delito?"

Precisó que los escritos "nunca fueron conocidos por los jueces federales ni tampoco por el presidente Carlos Menem, ni por el presidente De la Rúa [Fernando], ni por el presidente Alfonsín [Raúl] en su momento; o no se los dieron o no lo supieron los ministros de Defensa porque realmente esto cambiaría e invertiría la historia por encima del pensamiento que se pueda tener de este tipo de operaciones militares".

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.