Suscriptor digital

Nisman: informe final sobre su muerte

Descartaron un asesinato los peritos criminalísticos
Paz Rodríguez Niell
(0)
11 de junio de 2015  

Al momento del disparo, Alberto Nisman estaba parado de frente al espejo del baño. Empuñó el arma con una mano y apoyó la otra por encima. Después, cayó para atrás y se golpeó la cabeza. Por eso el hematoma. Así lo recrearon los peritos oficiales.

La junta criminalística presentó ayer su informe final con las respuestas a las preguntas que le había hecho la fiscal Viviana Fein. De allí surge esta descripción de los hechos, informaron a LA NACION dos fuentes independientes que conocieron el documento, que tiene unas 100 hojas.

Lo firmaron los cuatro expertos de la Policía Federal designados peritos oficiales y el especialista contratado por la defensa de Diego Lagomarsino, Luis Olavarría. El perito nombrado por la querella, Daniel Salcedo, firmó en disidencia y, tal como había pasado con la querella al final de la junta médica, le entregó a la fiscal, en un sobre cerrado, conclusiones propias a las que no accedieron los otros peritos, una práctica que no es habitual en un trabajo pericial conjunto.

En su documento, Salcedo ratificó la hipótesis del hecho que ya había descripto en el informe que él y otros dos peritos de parte (los médicos legistas Osvaldo Raffo y Julio Ravioli) presentaron por su cuenta hace tres meses. En aquel informe sostuvieron que Nisman había sido asesinado y que cuando recibió el disparo estaba con la rodilla derecha en el piso y el torso erguido, de frente a la bañera, con el espejo a un costado.

La querella sostiene desde entonces que había una persona más dentro del baño. Los peritos oficiales y Olavarría no dieron con ningún rastro que permitiera afirmar tal cosa. Tampoco, pruebas de que alguien hubiera movido el cuerpo. En cuanto a la pincelada de sangre que se encontró en la puerta del baño, entienden que fue consecuencia de que la cabeza de Nisman había quedado contra la puerta y cuando la abrieron quienes encontraron el cuerpo, el pelo, que estaba ensangrentado, produjo esa mancha.

Con respecto a la posición de las manos, ellos consideran que sólo esa forma de empuñadura explica las manchas que tenían tanto la derecha como la izquierda (con sangre en la que supuestamente estaba arriba y una parte limpia en la de abajo).

En el sobre que Salcedo le entregó a Fein incluyó también una secuencia animada de lo que pasó en el baño de acuerdo con sus conclusiones y una serie de observaciones con decenas de críticas al modo en que se recolectaron las pruebas en Le Parc. Según dijo a LA NACION una fuente de la querella, hubo elementos que no se resguardaron debidamente y eso impide "despejar con mayor rigorismo científico" las dudas.

Los cuatro especialistas de la Policía Federal que firmaron el documento de la junta son Nicolás Vega Laiun, Juan Ronelli, Edgardo Ríos y el médico legista Alfredo Sapag, que intervino también en la junta médica. Si bien ni aquella junta médica ni la criminalística se pronunciaron en términos legales sobre lo ocurrido (no dijeron si fue homicidio o suicido), ninguno de los peritos oficiales -17 en total- ni los dos de la defensa dijeron haber encontrado prueba de que Nisman hubiera sido asesinado por alguien presente aquel día en el baño. La querella, en cambio, sostiene lo contrario.

Nuevo peritaje al auto que usaba

  • La fiscal Viviana Fein hizo ayer una nueva inspección a la camioneta Audi que usaba Alberto Nisman. En el automóvil se encontró un poder a nombre del fiscal, informaron fuentes vinculadas a la investigación. Según la causa, la camioneta le pertenece a Claudio Picón, que declaró que tenía una relación estrecha con Nisman y se la prestaba sin cargo. Del expediente surge que era el fiscal quien pagaba las patentes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?