No cambiarán presidentes de mesa

Pese a las quejas, el Gobierno mantendrá en octubre a las mismas autoridades que el 14 de agosto
Mariano Obarrio
(0)
28 de agosto de 2011  

El gobierno de Cristina Kirchner no modificará nada en la organización de las elecciones presidenciales del 23 de octubre. Y adelantó que la justicia electoral tampoco cambiará a los presidentes y auxiliares de las 85.936 mesas de todo el país. Serán los mismos que actuaron en las primarias, pese a que cientos de ellos fueron cuestionados por errores en los telegramas confeccionados en las internas abiertas y la oposición amenazó con denunciarlos penalmente.

"Los presidentes de mesa ya están elegidos; son los mismos que en las primarias, no habrá cambios", aseguró a La Nacion una fuente cercana al ministro del Interior, Florencio Randazzo.

"A las autoridades de mesa las convoca, las designa y las capacita la justicia electoral de cada distrito. ¿Qué tenemos que ver nosotros con los telegramas?", se preguntaron cerca de Randazzo. Y aseguran que el ministro está enfurecido con las denuncias opositoras y con la prensa.

En medio de ese clima enrarecido, la Casa Rosada asegura que tampoco tiene previsto cambios en la organización. "No habrá ninguna reforma en el sistema", se dijo. Lo mismo cabe esperar frente a los reclamos por la instrumentación de la boleta única en los comicios de octubre.

En la provincia de Buenos Aires, donde se concentraron las acusaciones más graves por telegramas erróneos, las miradas del Gobierno apuntaron al juez electoral de La Plata, Manuel Blanco, que como todos sus pares designó las autoridades de mesa en las primarias. "La tasa de rechazo más alta fue precisamente la de los empleados judiciales. También se citaron a docentes y a profesionales", ironizaron en el Gobierno.

En Interior se profundizó el malestar cuando Blanco señaló "errores muy grandes" en el escrutinio y responsabilizó a esa cartera. Ocurrió el jueves, tras recibir a los diputados opositores Patricia Bullrich (Coalición Cívica), Graciela Camaño (Bloque Peronista); Ricardo Gil Lavedra (UCR); Gustavo Ferrari (Peronismo Federal) y Federico Pinedo (Pro).

Las denuncias opositoras se centraron en dos puntos: robo de boletas y errores en los telegramas del escrutinio provisorio. Ese conteo lo hace Interior, sin validez jurídica. El recuento definitivo lo hace la Justicia con las actas de las urnas y es el válido legalmente.

Respuesta pública

Randazzo le contestará públicamente a la oposición pasado mañana cuando se termine el conteo definitivo: sólo falta escrutar la provincia de Buenos Aires. "En 23 provincias Cristina Kirchner obtuvo 160.000 votos más que en el escrutinio provisorio y hay una diferencia de 0,2%. ¿Qué van a decir? Vamos a dar una conferencia de prensa y vamos a masacrar a la oposición y a la prensa", dijo un funcionario.

La oposición asegura que si los telegramas tuvieron errores nada garantiza que las actas de las urnas reflejen el número real de votos que hay dentro. Pero Blanco y todos los jueces se negaron a abrir las urnas para contarlos. Temieron un retraso en todo el proceso electoral.

Ni Blanco ni los diputados pusieron en duda la victoria de Cristina Kirchner en las primarias. Pero el temor opositor es que las sospechas se repitan en las presidenciales del 23 de octubre, que pondrán en juego las bancas en el Congreso y cualquier error puede determinar diferencias en cantidad de diputados, senadores, intendentes y concejales electos.

"Exigimos una nueva selección de autoridades", pidió Camaño el jueves último. Gil Lavedra dijo que se estudian denuncias penales contra presidentes de mesas.

En Interior atribuyen a los jueces la facultad de seleccionar presidentes de mesa pero dicen que no habrá cambios y que serán los mismos que en las primarias.

Sobre el robo de boletas, el Gobierno asegura que la Justicia debe reponerlas con paquetes de contingencia que envía Interior. Bullrich aseguró a La Nacion que existe una "organización sistemática" para robarlas y así no alcanzan.

Para evitar el robo y romper la boleta sábana, la oposición en el Congreso presentará un proyecto de boleta única el miércoles en el Congreso, modalidad que el Gobierno rechaza. Además, lanzarán un programa de "fiscales para la democracia"; convocarán para octubre a ciudadanos independientes para que controlen todo el país, en conjunto con las ONG del programa Soy Fiscal. "Necesitamos que los ciudadanos sean fiscales de todas las boletas, no de un partido en particular", dijo Bullrich a La Nacion. El candidato a gobernador bonaerense del Frente Popular, Eduardo Amadeo, advirtió que "vamos a perseguir penalmente a los presidentes de mesa si vuelven a meter los dedos en las urnas".

STOLBIZER BUSCA NUEVAS FORMAS DE CONTROL

Convencida de que "no tiene sentido" seguir revisando el resultado de las primarias, la candidata a gobernadora bonaerense por el Frente Amplio Progresista, Margarita Stolbizer, convocó a las universidades, ONG y redes ciudadanas que reclamaron transparencia en las primarias para que participen más activamente en las elecciones generales de octubre. Cerca de Stolbizer indicaron que la diputada trabaja junto con dos ONG en la creación de una figura intermedia entre el fiscal partidario y el veedor, a través de la cual puedan participar los ciudadanos independientes. Ayer, Stolbizer relanzó la campaña presidencial de Hermes Binner, en Palermo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.