No eliminarán el aguinaldo en 2002

De la Rúa pidió a sus funcionarios que se procure otro tipo de recorte; indefinición sobre otra quita salarial
(0)
16 de diciembre de 2001  

Luego de varios días de indefiniciones, peleas internas en el Gobierno y el rechazo generalizado de legisladores del oficialismo y de la oposición, el presidente Fernando de la Rúa habría decidido anoche incluir el pago de aguinaldos en el proyecto de presupuesto de 2002, un tema que causaba divisiones en el oficialismo.

Según aseguraron a LA NACION fuentes confiables de la Casa Rosada, De la Rúa habría tomado esta determinación luego de un encuentro que mantuvo anoche en la residencia de Olivos con el ministro de Economía, Domingo Cavallo; el jefe de Gabinete, Chrystian Colombo; el ministro de Trabajo, José Dumón, y el ministro de Infraestructura y Vivienda, Carlos Bastos.

De todas maneras, nada se dijo ayer sobre la actitud que tomará el Gobierno respecto del recorte de haberes de los empleados públicos en función del presupuesto del año próximo.

Sucede que desde el Ministerio de Economía se advirtió la semana última que para lograr un ahorro de 4000 millones de pesos en el presupuesto de 2002 sería necesario ampliar el actual recorte de haberes del 13 por ciento al 21%.

La propuesta de eliminar el aguinaldo o profundizar el recorte de haberes fue rechazada de plano la semana última cuando el secretario de Hacienda, Jorge Baldrich, se reunió en forma reservada con varios diputados del PJ y de la UCR.

El secretario de Hacienda, encomendado directamente por Cavallo, había destacado que era "inevitable" para lograr un presupuesto acorde con las exigencias del FMI un ajuste mayor a los haberes públicos o una eventual eliminación del aguinaldo en 2002.

Embestida de Colombo

En este contexto, y de cara al rechazo legislativo a la postura de Baldrich, el jefe de Gabinete avanzó en su embestida contra Cavallo y propuso a De la Rúa una serie de caminos alternativos tendientes a "hacer del ajuste algo más digerible política y socialmente", según destacó a LA NACION un estrecho colaborador de Colombo.

De esta manera, se habló de instrumentar una poda presupuestaria en las universidades y de impulsar un eventual aumento impositivo al gasoil para que ese gravamen se equipare con el de las naftas.

También desde la Jefatura de Gabinete se destacó la necesidad de ahorrar gastos por medio de un traspaso de la policía y la justicia federal a la órbita de la Ciudad de Buenos Aires. Esta propuesta agrada a los legisladores del interior, pero no a los de la Capital, que creen que sólo será posible el traspaso si se acompaña con recursos.

Todo indica que a la luz de la reunión de anoche la posición del jefe de Gabinete habría triunfado por encima de la de Cavallo.

No está claro de todas maneras de dónde sacará recursos el Estado para lograr el anunciado déficit cero y cerrar las cuentas públicas si es que se desechó la idea de eliminar los aguinaldos para 2002.

Fuentes de la Casa Rosada dijeron a LA NACION que "no se descarta" que hacia adelante se decida instrumentar un mayor recorte de haberes de estatales.

Tras la reunión realizada en Olivos se acordó que el proyecto definitivo del presupuesto 2002 será enviado mañana al Congreso.

Los diputados del justicialismo se oponen a instrumentar un mayor ajuste en el presupuesto del año próximo, por lo que el debate en el Parlamento será muy ríspido. Más aún, el clima en el Congreso se enrarecerá si se tiene en cuenta que desde las filas del propio oficialismo hay muchos legisladores que ya adelantaron sus disidencias a la propuesta del Gobierno.

Contrapunto

Domingo Cavallo

  • Por medio de sus funcionarios, el ministro de Economía había sugerido a los diputados que será "inevitable" cerrar el presupuesto con un mayor recorte de haberes o una eliminación del aguinaldo.
  • Chrystian Colombo

  • El jefe de Gabinete busca alternativas al ajuste presupuestario. Para ahorrar gastos propuso, entre otras cosas, el traspaso de la justicia y la Policía Federal a la Ciudad de Buenos Aires y una equiparación impositiva del gasoil y las naftas.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.