El análisis. No es de Macri ni de la Presidenta, sino de todos