"No frenaremos los juicios a los jueces"

Dijo que respetará la independencia judicial; no impedirá que la Cámara de Diputados investigue a los ministros de la Corte
Adrián Ventura
(0)
24 de mayo de 2003  

"La gente merece otra justicia. Y nosotros no vamos a poner ningún tipo de obstáculo al avance de la labor que quiera realizar la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados respecto de los jueces de la Corte Suprema", dijo Gustavo Beliz durante una entrevista con LA NACION.

Beliz, igual que otros de sus futuros colegas del gabinete, se reunió ayer con el presidente electo, Néstor Kirchner. Sólo entonces terminó de tener en claro algunos proyectos y aceptó brindar la entrevista.

Creador de Nueva Dirigencia, a los 41 años llega a la cartera de Justicia con el ánimo de introducir muchas reformas.

Beliz quiere dar la imagen de transparencia. Por eso eligió con cuidado quién lo acompañará en su gestión y, sobre todo, sueña con mejorar la composición de la Corte, un tribunal cuyos miembros ya están inquietos y comienzan a defenderse frente a lo que creen que será un nuevo embate. El presidente del tribunal, Julio Nazareno, Juan Carlos Maqueda y Augusto Belluscio serían los únicos jueces en concurrir a la asunción del presidente.

-¿Quiénes lo van a acompañar en su gestión?

-Son los nombres que ya publicaron ustedes. Abel Fleitas Ortiz de Rozas, que fue mi asesor en el Ministerio del Interior en la década del 90, será el secretario coordinador. El fiscal Norberto Quantín estará a cargo de la Secretaría de Seguridad y Pablo Lanusse, de Justicia. Javier Castrilli se ocupará de Seguridad Deportiva.

En Derechos Humanos, en cambio, todavía no está definido su titular. Estamos haciendo una ronda de consultas para consensuar un nombre.

-Quantín y Lanusse son nombres que despiertan resistencia en ciertos sectores del Poder Judicial. No les va a ser fácil la relación.

-Es que hay que acostumbrarse a que las cosas están cambiando. El presidente me pidió, igual que a los otros ministros, que escriba una nueva página de la historia. Se acabaron las operaciones encubiertas con la Justicia, los canjes de favores.

Nosotros vamos a garantizar a fondo la independencia del Poder Judicial; la absoluta y total despartidización en el funcionamiento de ese poder que ha estado tan contaminado en la relación con el Poder Ejecutivo y de operaciones raras, pactos por la impunidad y situaciones que nada tienen que ver con los elementos republicanos en materia de actos de gobierno.

Yo no voy a admitir jamás que un juez me prometa cierto comportamiento en una causa judicial a cambio de un favor. Vamos a respetar absolutamente la independencia de la Justicia y no vamos a hacer pactos.

-Pero si pretende que haya cambios en la Corte, tiene dos caminos. O convence a los jueces de que renuncien o les promueve juicio político y esto se vuelve traumático.

-No vamos a obstaculizar los enjuiciamientos que encare la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados.

Allí hay muchos expedientes en trámite. Si un juez es cuestionado, hará lo que quiera hacer. Pero nosotros no nos sentaremos a negociar y decir que le frenamos el juicio si renuncia. Se acabó.

Hay que entender que gobernabilidad no es sinónimo de impunidad.

-Hablemos de las reformas en el área de Justicia.

-Voy a tomar los consejos de la Mesa del Diálogo para la Justicia.

En el libro que presentaron el viernes último, está todo dicho, todo escrito. Ahí están muy bien expuestas las reformas que son necesarias.

-¿Cuál será el objetivo de las reformas?

-En una encuesta que hicimos en Nueva Dirigencia, en 1999, entre los propios jueces surgió que ellos consideran que los principales problemas para la administración de justicia son la politización de la Corte y la corrupción del Poder Judicial. Eso lo dicen los mismos jueces. Hacia ahí vamos.

-¿Qué reformas hará en materia de seguridad?

-Se van a anunciar en su momento. Pero, como grandes lineamientos, diría que vamos a acercar las fiscalías a los barrios. Hay que descentralizar las fiscalías (éste es un proyecto de Quantín, que ya está en ejecución en algunos barrios) . Vamos a acercar la justicia al vecino y la Policía Federal hará operativos relámpago en distintas zonas. También trabajaré para acercar estos instrumentos a la Ciudad.

-¿Habrá cambios en la conducción de la Policía Federal?

-Sí. Pero los anuncios los haré otro día. En toda la gestión exigiremos eficacia y honestidad. Vamos a tener un gobierno que no tenga nada que ocultar. Todo será transparente. En consecuencia, que no tenga que generar ningún tipo de acuerdo espurio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.