El presidente Duhalde se lo prometió a dirigentes ruralistas. No habrá retenciones para el campo