No hubo acuerdo y se mantiene el campamento en la 9 de Julio

Los piqueteros denuncian atrasos en las inscripciones para el programa Argentina Trabaja
Marcelo Veneranda
(0)
17 de diciembre de 2009  
Fuente: LA NACION

Luego de soportar el frío, el viento y la lluvia de la madrugada de ayer, los piqueteros que reclaman ingresar en el plan Argentina Trabaja decidieron mantener el campamento frente al Ministerio de Desarrollo Social y amenazan con volver a cortar totalmente la avenida 9 de Julio si el Gobierno no acelera su inscripción en las cooperativas.

Desde el Ministerio insistieron en denunciar una intencionalidad política en la protesta y acusaron a los piqueteros de ser quienes rompieron las negociaciones. La fiscal porteña Silvia Di Nápoli pidió ayer el "cese" del campamento, aunque no ordenó su desalojo, informaron fuentes judiciales. Aunque replegó a sus efectivos, la policía mantuvo tres carros hidrantes a 20 metros de los manifestantes.

Como consecuencia del campamento, que ocupa la mano en dirección al Sur de la avenida, entre Moreno y Belgrano, el tránsito porteño volvió a padecer ayer una difícil jornada. Las complicaciones aumentaron por la tarde, con una protesta de trabajadores de Kraft y estudiantes universitarios frente al Ministerio de Trabajo (Alem 650) y otra manifestación de partidos de izquierda y piqueteros frente al Congreso, que exigieron la estatización de YPF.

La situación podría empeorar hoy, cuando una marcha de la CTA se traslade desde Liniers hasta el cruce de las avenidas de Mayo y 9 de Julio. La movilización comenzará a las 10 y está previsto que finalice a las 17, con un acto frente al Congreso.

"No hay nada. No llaman. No proponen. ¡Nada!", repetía ayer Roberto Baigorria, líder de Barrios de Pie, que junto con el Movimiento Territorial de Liberación (MTL) encabezan el campamento piquetero. Son dos de las organizaciones que habían acampado en la Avenida de Mayo hace dos semanas. Otras, como el Polo Obrero, desistieron a último momento de participar en la protesta, tras conseguir que sus militantes se inscribieran en nuevos distritos.

Desde que la Presidenta anunció en agosto la creación del plan de cooperativas, con una inversión de 1500 millones de pesos para crear 100.000 puestos de trabajo en el conurbano, los piqueteros no oficialistas denuncian la utilización "clientelar" de los planes por parte de los intendentes y sus redes de punteros.

"El resto de los piqueteros están cooperando y pueden inscribirse. Esta actitud es inexplicable o tiene un objetivo político", indicó a La Nacion un funcionario de Desarrollo Social que participa de las negociaciones por las cooperativas. "Ellos rompieron unilateralmente el diálogo", insistió. Afirmó que a fin de año se completarán los 100.000 cupos.

"La situación empeora en los barrios y el Gobierno no entiende que el problema se hará más grande en Navidad y peor en enero", advirtió Baigorria, que ayer recibió el apoyo de los diputados Victoria Donda (Libres del Sur) y Jorge Cardelli (Proyecto Sur). "Vamos a permanecer porque nuestro reclamo es justo", añadió.

Dirigentes de la CTA exigieron al Ministerio que deje ingresar bebidas y alimentos a los piqueteros que desde anteayer ocupan el ingreso del edificio. "Ni siquiera pueden usar el baño", denunció Héctor Carrica, secretario general de la Federación Nacional de Salud. Ante la negativa y, sobre todo, el desgaste, los manifestantes terminaron desocupando el Ministerio ayer por la tarde.

Pese al viento de la madrugada, que casi arrastra algunas carpas, ayer se sumó al campamento el MTD de Florencio Varela. No vino con las manos vacías: sobre la avenida montó una feria que incluyó sándwiches, bizcochos, escobas, ropa y adornos, todos de elaboración propia, según apunto su líder, Walter López. "La idea es vender, pero también mostrarle a Alicia Kirchner, si se asoma por la ventana, que somos gente que quiere trabajar", dijo.



Ver Campamento de piqueteros en la 9 de Julio en un mapa ampliado

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.