Aunque a Kirchner le gustaría cambiarla. No impulsarán, por ahora, la reforma de la Constitución