No se aprobó la rendición de cuentas del kirchnerismo

La Justicia aún revisa la campaña de 2007
(0)
10 de mayo de 2011  

Cuando se trata de establecer cuál es el monto máximo que pueden gastar los partidos políticos en sus campañas 2011, el Frente para la Victoria aún no consiguió que la justicia electoral le aprobara su informe de gastos de la campaña de 2007 donde Cristina Kirchner ganó la Presidencia.

La jueza federal María Servini de Cubría decidió archivar ese informe y suspender el trámite de la causa en el que se analiza si fue regular o no el financiamiento, hasta que la Justicia termine de investigar delitos penales donde se menciona el manejo de fondos electorales.

La magistrada congeló el asunto hasta tanto se resuelvan las causas penales en las que se investiga si se lavó dinero de diversos delitos relacionados con la mafia de los medicamentos al introducir esos fondos como aportes para la campaña electoral. Esa causa la tiene en sus manos el juez federal Norberto Oyarbide.

Al mismo tiempo, hay otra causa penal abierta sobre los fondos electorales del kirchnerismo. La investiga el juez federal Ariel Lijo, quien -entre otras cuestiones- averigua si hubo empresas que aportaron dinero para la campaña electoral que luego fueron beneficiadas en negocios realizados con el Estado.

La jueza Servini de Cubría siguió el criterio que el fiscal electoral Jorge Di Lello, que había recomendado suspender el trámite del caso hasta tanto las causas penales tengan algún final.

De este modo, la jueza cumplió con la indicación que le había realizado la Cámara Nacional Electoral para que cumpliera con la aprobación o no de los balances de gastos de campaña que presentaron las agrupaciones políticas y que todavía estaban sin definición.

El origen de los fondos que usó el Frente para la Victoria en su campaña presidencial 2007 está atravesado por varios escándalos:

  • La valija con que ingresó ilegalmente al país el venezolano Guido Alejandro Antonini Wilson con casi 800.000 dólares que supuestamente estaban destinados a esa campaña.
  • Los aportes de las droguerías mencionadas en la causa de la mafia de los medicamentos, en particular Global Pharmacy, Multipharma, Unifarma y Seacamp, de Sebastián Forza, asesinado en el triple crimen de General Rodríguez por sus nexos con el tráfico de efedrina.
  • Aportantes fantasma, ya sea porque negaron su condición de contribuyentes a la campaña o porque su situación fiscal hacía improbable que pudieran disponer del dinero entregado al FPV.
  • Oyarbide, en dos sentencias, ya mencionó que se pudieron haber lavado fondos proveniente de delitos al introducirlos en la campaña.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.