"Nos excluyeron y nos calentamos"

El presidente de Hidro-Grubert, Sergio Bertotto, dijo que por eso enviaron el fax al ministerio
Hugo Alconada Mon
(0)
8 de julio de 2010  

"Nos calentamos un poco porque se olvidaron de nosotros cuando estamos brindando servicios en Venezuela desde hace 16 años", explicó ayer a LA NACION, desde Córdoba, el presidente de Hidro-Grubert, Sergio Bertotto. "En el exterior, no se necesita del Ministerio de Planificación, ni de una «embajada paralela». Sólo necesitamos que nos dejen competir y demostrar nuestra calidad. Con eso nos basta", afirmó.

Señalada en un cable reservado por el subsecretario de Integración Económica Americana y Mercosur, Eduardo Sigal, como una de las dos empresas argentinas afectadas por la "exclusión" dispuesta en Caracas por un colaborador del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, Bertotto defendió el rol de su firma, aunque también procuró bajarle el tono a la polémica.

"No creo que haya habido mala intención, pero enterados de una reunión en la que no participamos, sólo pedimos que nos incluyeran", remarcó. "Somos una empresa que ya en tiempos del Carlos Andrés Pérez [por el dos veces presidente de Venezuela, la segunda entre 1988 y 1993], teníamos negocios en Venezuela, con el sector privado y con el Estado".

Según Bertotto, sólo enviaron un pedido por escrito a la Cancillería argentina junto a la firma EMA SA porque así se lo pidieron los funcionarios venezolanos. "Lo que hicimos fue pedir que nos tuvieran en cuenta como proveedores", expuso.

-¿Alguien les pidió sobornos?

-No, nunca nos han pedido una participación. La gente sabe a quién puede o no pedirle eso. Ahora, si lo han hecho con el resto, no lo sé.

-¿Por qué reclamaron?

-Porque enterados de una reunión en la que no participamos, pedimos que nos incluyeran.

-¿Pero por qué reclamaron ante la Cancillería argentina en términos tan duros?

- Nos calentamos un poco porque se olvidaron de nosotros cuando estamos brindando servicios en Venezuela desde hace 16 años. Es sólo eso. Con que haya habido una reunión a la cual no nos invitaron, nos calentamos.

Bertotto aclara de inmediato, sin embargo, que no observó nada "raro" en lo ocurrido. "No creo que haya habido mala intención. Nosotros nunca tuvimos contacto con Planificación y cuando acá se pusieron a buscar empresas para exportar a Venezuela, nosotros ya estábamos allá y quisimos participar en esta negociación. No decimos más que queremos competir, aunque no somos buenos para las relaciones públicas."

Hidro-Grubert, según recuerda el ejecutivo, es una empresa "mediana, tirando a chica", pero que exporta a Brasil, a México y a Estados Unidos, además de Venezuela y otros países. "Es la empresa de su rubro con más capacidad productiva de América latina", afirma y se enorgullece de exportar "sin intermediarios, ni nada parecido" a Venezuela. "Para vender en el exterior, no nos hace falta el Ministerio de Planificación, ni la Cancillería. Depende del servicio, de la calidad, de los precios y de los antecedentes que tenemos. Tenemos 73 años con una conducta. Entre los principios y un contrato, me quedo con los principios. Quizá por eso no nos molestan", subraya.

-¿Les sugirieron buscar a algún socio en Venezuela?

-No. Tenemos socios comerciales y técnicos en Venezuela, no otros. Nadie nos puede torcer para que no compitamos. Y nosotros no decimos más que queremos competir.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.