Nueve empleados complicaron al ex secretario