Suscriptor digital

Nuevo giro de la comisión que analiza desdoblar las elecciones

En la reunión de diciembre de la comisión se trató el desdoblamiento provincial
En la reunión de diciembre de la comisión se trató el desdoblamiento provincial Fuente: Archivo
Fue creada para tratar la separación de comicios municipales, pero en febrero discutirá si se puede modificar la fecha de la elección de gobernador y si deben eliminarse las PASO
Marcelo Veneranda
(0)
10 de enero de 2019  

Pese a que fue creada expresamente para analizar la constitucionalidad de los proyectos de ley que buscaban separar las elecciones municipales en Buenos Aires, la comisión bicameral de la Legislatura bonaerense terminará discutiendo, el 7 de febrero, el desdoblamiento de los comicios para gobernador y la eliminación de las PASO.

Así surge del cronograma aprobado en su primera sesión, el jueves pasado, en Mar del Plata, al que accedió LA NACION. El detalle no es menor: cuando se creó la comisión, el 3 de diciembre pasado, desde el entorno de la gobernadora María Eugenia Vidal negaron enfáticamente que el cuerpo de legisladores osara discutir algo más que las elecciones municipales.

En los días posteriores, el interés de los operadores oficialistas por separar las elecciones provinciales de las nacionales creció exponencialmente. En las últimas horas viró en sentido contrario, con igual intensidad. "Pasaron cosas", dicen en La Plata, un poco en chiste (un poco no), quienes intentan justificar los vaivenes que describió el debate por el desdoblamiento electoral.

Esos vaivenes se perciben mejor cuando se indagan, dentro del oficialismo, los motivos que llevaron a crear la bicameral. Cada respuesta conduce a un destino distinto.

Como reveló LA NACION, la comisión fue creada tras un acuerdo de Vidal con Sergio Massa, que a cambio aportó votos para que la gobernadora consiguiera autorización para un nuevo endeudamiento. Quienes minimizan cualquier efecto práctico de la bicameral recuerdan que se constituyó "solo para contentar a Sergio".

Destacan un dato central: el resultado de los debates será un dictamen no vinculante. "Nada de lo que salga de la comisión va a ser un elemento para tomar una definición", dicen cerca de la gobernadora.

Con todo, lejos de dormir la comisión una vez conseguidos los votos massistas, Cambiemos decidió darle visibilidad. Su titular, Manuel Mosca, presidente de la Cámara baja provincial y alfil de Vidal, convocó incluso a exlegisladores para sumar peso político al debate.

Algunos dirigentes y legisladores importantes de Cambiemos explicaron entonces que la bicameral buscaba otro fin: resolver la paritaria en la que la gobernadora le reclama a Mauricio Macri $19.000 millones de la indexación por inflación del Fondo del Conurbano.

Agitar el fantasma del desdoblamiento era, para este sector, la herramienta para conseguir fondos frescos de la Casa Rosada. Un esquema demasiado agresivo para las formas que imperan en el interior del macrismo y para el vínculo Macri-Vidal, pero bastante usual para la tradición bonaerense.

Algunos de los que sostenían esa tesis la dieron por cumplida el 28 de diciembre, cuando Vidal obtuvo 28.400 millones de pesos de la Anses, al 10% anual. Los puristas rechazan este intercambio: sostienen que Vidal seguirá reclamando los $19.000 millones, como fondos genuinos y no cómo préstamo, y ponen sus expectativas en marzo. "Los $19.000 millones o lo que obtengamos van a ser el premio consuelo por no desdoblar", dicen.

Un tercer grupo cree que la comisión siempre fue otra cosa, más sencilla: un medio para mantener vivo un debate hasta tanto Macri y Vidal resuelvan qué fórmula electoral es mejor para garantizar la reelección de ambos. Es el mismo grupo que pasó de rechazar el desdoblamiento a elogiarlo con fervor y, ahora, a volver a apagarlo.

Mientras tanto, la comisión seguirá su rumbo. El 17 de enero, en Azul, analizará la factibilidad jurídica de desdoblar la fecha de las elecciones de los 135 intendentes o hacer una prueba piloto con boleta única papel en solo en 20 municipios: la fórmula que alcanzaría para contentar a algunos jefes comunales del massismo, de Cambiemos y el kirchnerismo que no quieren quedar atados a la polarización entre Macri y Cristina Kirchner.

El 7 de febrero, según el cronograma, se analizará el adelantamiento de las elecciones a gobernador y la supresión de las PASO, además de la incorporación de la boleta única papel. Algo rechazado por Cambiemos cuando se creó la comisión.

Un detalle más, al fin y al cabo, que aporta a la confusión. Ayer, desde La Plata o la playa, los funcionarios bonaerenses seguían atados a los vaivenes. "No va a haber desdoblamiento -afirmaba uno que hace una semana aseveraba lo contrario-. Pero bueno, mientras tanto vamos pasando el verano, ¿no?".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?