Ofensiva para frenar denuncias de fraude

El Gobierno rechazó las acusaciones sobre maniobras con los DNI y ratificó que el 18 del actual se usarán los mismos padrones
(0)
6 de mayo de 2003  

El fantasma del fraude volvió a instalarse en la escena electoral a 12 días de la realización del ballottage. El Gobierno salió ayer al cruce de la denuncia de presuntas operaciones ilegales con documentos de identidad en la primera vuelta que el menemismo presentará hoy ante la Justicia, y si bien reconoció la existencia de 70.000 irregularidades con los DNI durante la primera vuelta advirtió que el padrón utilizado en esa instancia continuará en vigor para la segunda ronda.

El jefe de Gabinete, Alfredo Atana-sof, fue el primero en minimizar la denuncia lanzada por Carlos Menem y la vinculó con la tendencia favorable que las encuestas le atribuyen al candidato oficial, Néstor Kirchner. "A nadie se le ocurrió en ese momento (después de finalizada la elección) que hubiera siquiera atisbos de fraude. Ahora que se ve la inclinación del pueblo para elegir presidente en la segunda vuelta aparece esta sospecha", dijo.

Las acusaciones del menemismo se basan en un informe del programa de TV "Kaos en la ciudad", de Canal 13, en el que se advirtió sobre una supuesta venta de seis documentos mellizos en el conurbano bonaerense.

Sin embargo, más allá de las palabras de Atanasof, la preocupación ante una eventual judicialización del proceso suscitada por las denuncias desvela al presidente Eduardo Duhalde.

Por eso, a primeras horas de ayer, el primer mandatario instruyó al ministro del Interior, Jorge Matzkin, a que le eleve un informe completo con los inconvenientes detectados. Así, luego de un entrecruzamiento de los datos de los electores habilitados con la información consignada en el Registro Nacional de las Personas, el subsecretario de Interior, Cristian Ritondo, confirmó a LA NACION la existencia de 70.000 irregularidades en los DNI utilizados durante los comicios.

Sin embargo, advirtió que esto no implica la presunción de la realización de un fraude en los comicios y subrayó que será la Justicia la que deba investigar cada uno de los casos señalados por el análisis.

Este informe, que fue comenzado días atrás y será entregado a los juzgados electorales de los distritos en los que fueron detectados inconvenientes para su posterior investigación, es infrecuente en los procesos electorales.

Es más: quienes lo están elaborando aseguran que es la primera vez que se hace una experiencia de este tipo para clarificar dudas con los padrones.

"No detectamos documentos mellizos ni irregularidades que obliguen a una reedición del padrón. Las que hubo están contempladas por la ley, así que se utilizará el mismo padrón de la primera vuelta", dijo Ritondo.

Según el funcionario, las irregularidades registradas son, en su mayoría, errores de tipeo cometidos por la justicia electoral durante la elaboración del listado de votantes. Esto es lo que explicaría la aparición en los registros de repeticiones del mismo número de DNI para dos personas distintas.

"No hay 3.000.000 de errores de este tipo, como algunos medios decían. Hay 70.000, pero responden a problemas de tipeo, no a documentos mellizos, ni a muertos que fueron a votar", explicó Ritondo.

El titular de la Dirección Nacional Electoral, Alejando Tullio, deslizó que pudo haberse producido una confusión con los documentos que llegan hasta la numeración de 10.000.000.

Tullio explicó que estos DNI, que corresponden a gente mayor, se repiten por un motivo: la libreta cívica de las mujeres y la libreta de enrolamiento de los hombres comparten el número de identificación por cuestiones operativas de la época en que se concedió el voto femenino, pero se distinguen entre sí por llevar la letra M (de masculino) y F (de femenino).

El funcionario reconoció que, de todos modos, pudo haber errores, pero dijo que serían producto del sistema de circulación de la información y no obra de un complot político.

Auditoría en La Matanza

En tanto, el director bonaerense del Registro de las Personas, Mario Giacobbe, ordenó una auditoría interna en cuatro delegaciones de ese organismo en La Matanza para esclarecer una denuncia sobre supuesta falsificación de documentos para las elecciones del 27 de abril último.

El menemismo se presentará hoy ante la jueza María Servini de Cubría para pedir que investigue si -además de falsificación y fabricación apócrifa- existió fraude en las elecciones.

Estrategia del gobierno

Eduardo Duhalde

  • Ante las denuncias del menemismo sobre supuestas irregularidades en la utilización de DNI para las elecciones del 27 del mes último, el gobierno de Duhalde intentará ahora evitar una judicialización del proceso electoral, que continuará el 18 del actual con el ballottage.
  • El Presidente instruyó ayer a primera hora al ministro del Interior, Jorge Matzkin, para que eleve un informe completo con los eventuales inconvenientes electorales encontrados por los organismos oficiales. Por su parte, el jefe de Gabinete, Alfredo Atanasof, minimizó la denuncia lanzada por Carlos Menem y la vinculó con la tendencia favorable que las encuestas atribuyen a Néstor Kirchner.
  • Jorge Matzkin

  • Informe inédito. El informe que Duhalde le encargó al ministro del Interior comprende un exhaustivo entrecruzamiento de los datos de todos los electores habilitados con la información consignada en el Registro Nacional de las Personas. Sus responsables aseguran que es la primera vez que se hace una auditoría electoral de esta naturaleza en el país.
  • Alejandro Tullio

  • Numeración paralela. El titular de la Dirección Nacional Electoral explicó que los números de DNI menores a diez millones se repiten porque la libreta cívica de las mujeres y la libreta de enrolamiento de los hombres comparten el número de identificación y se diferencian entre sí por llevar la letra M o F.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.