Tras su excarcelación en Italia. Olivera defendió las pruebas presentadas por su defensa