O´Neill advirtió sobre los errores argentinos