O´Neill: la Argentina no podrá pagar

El secretario del Tesoro descartó que EE.UU. brinde ayuda financiera bilateral
(0)
21 de diciembre de 2001  

WASHINGTON.- El secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Paul O´Neill, descartó ayer que el gobierno de su país brinde ayuda financiera bilateral a la Argentina, al tiempo que señaló que es muy claro que el país no podrá cumplir con el pago de su abultada deuda externa.

El secretario del Tesoro admitió que "es imposible" para la Argentina seguir pagando los intereses de la deuda. "Pienso que, si se analizan las circunstancias financieras de la Argentina, ellos tienen una deuda de 132.000 millones de dólares y está bastante claro que no son capaces de pagar los servicios de ese nivel de deuda", dijo.

O´Neill también desechó una sugerencia de que Washington pudiera acudir al rescate de la Argentina.

"Están trabajando en las diferentes opciones que una nación soberana tiene que estudiar para colocarse en una base financiera sólida", dijo O´Neill a los periodistas en Washington. "Y la iniciativa debe venir del liderazgo del país. No es algo que pueda ser impuesto desde afuera", agregó, cuando se le preguntó si Estados Unidos ofrecería ayuda bilateral a la Argentina.

El funcionario descartó así una ayuda al estilo del paquete con que el gobierno de Bill Clinton evitó una crisis mayor en México tras la devaluación de su moneda en 1994.

O´Neill, quien en el pasado ha expresado reservas respecto de los paquetes de rescate financiero, dijo que la principal preocupación de Estados Unidos son los derechos civiles y la estabilidad de la Argentina. Aclaró que Washington está "obviamente preocupado por la Argentina y por el pueblo argentino".

"Todos hemos visto en la televisión las imágenes que muestran el estallido social y las condiciones inestables allí, y primero que nada estamos preocupados por la vida civil en la Argentina y por el retorno de la estabilidad", agregó.

"Hemos trabajado con la Argentina desde el comienzo de esta administración (por la del ahora renunciante Fernando de la Rúa) en estos meses, analizando las formas en que podríamos resultar de ayuda para ellos y trabajando a través del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial", dijo el funcionario.

La responsabilidad del FMI

Justificó que están "analizando permanentemente la situación, y los funcionarios correspondientes en el Departamento de Estado y el Departamento del Tesoro están hablando con ellos con regularidad, y a través de las instituciones internacionales", informó.

Mientras tanto, el Fondo Monetario Internacional (FMI) tomó distancia ayer de la crisis económica y política en nuestro país, rechazando cualquier sugerencia de que sus políticas de austeridad hayan contribuido al estallido de descontento social que resultó en la renuncia del presidente Fernando de la Rúa.

El organismo financiero dijo que está listo para asistir al nuevo equipo económico argentino en la búsqueda de un programa sostenible que permita superar la honda crisis financiera del país.

Pero el vocero del FMI, Tom Dawson, dejó en claro que la reponsabilidad por la crisis es enteramente de las autoridades argentinas y que el problema del país sigue siendo su abultada deuda pública, de 132.000 millones de dólares, y la incapacidad del Gobierno de controlar el déficit fiscal.

"Hemos estado trabajando con las autoridades en una situación muy difícil. Hemos estado tratando de asistir a las autoridades en su intento por lograr sus objetivos", dijo Dawson, quien subrayó que el programa económico es "propiedad" de la Argentina y su responsabilidad, incluso el régimen cambiario que quiera tener.

Devaluar o dolarizar

Dawson se negó a comentar la posición del FMI respecto de una eventual devaluación en la Argentina, dos días después de que el economista jefe del FMI, Kenneth Rogoff, dijera que la combinación de la deuda, el déficit fiscal y la paridad del peso con el dólar no eran "sostenibles".

El FMI congeló sus desembolsos de crédito para la Argentina hace dos semanas porque el Gobierno no había cumplido con las metas de reducción del déficit fiscal fijadas por la ley de déficit cero del país, que fue condición para el apoyo financiero de la comunidad internacional.

"Estamos listos para trabajar y asistir al nuevo gobierno", dijo Dawson, quien señaló que el FMI espera el nombramiento de un nuevo ministro de Economía en reemplazo de Domingo Cavallo, renunciante junto a todo el gabinete y al propio presidente De la Rúa.

"Estamos esperando a las nuevas autoridades argentinas, que sin duda se pondrán en contacto con nosotros para desarrollar su programa", dijo Dawson en una rueda de prensa semanal en Washington.

También señaló que el FMI no ha cambiado de posición sobre la Argentina, pese a las declaraciones hechas el martes por su economista jefe Rogoff.

No obstante, indicó que el FMI siempre está buscando alternativas y planes de contingencia. Por último, aclaró que el organismo entró en receso y no tiene planeado convocar a su directorio hasta comienzos del próximo año.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.