Ordenan seguir investigando a Moreno por Papel Prensa

Revocaron su sobreseimiento y reabrieron la investigación por insertar datos falsos en actas de la empresa; le dijeron al juez Rafecas que avance en su indagatoria
Adrián Ventura
(0)
24 de septiembre de 2014  

La Cámara Federal revocó el sobreseimiento del ex secretario de Comercio Guillermo Moreno y del titular de la Sindicatura General de la Nación, Daniel Reposo: según el fallo del tribunal, "insertaron datos falsos" en el acta de una asamblea de accionistas que se celebró en 2010 en la empresa Papel Prensa.

La resolución de la Sala II de la Cámara también alcanza a la escribana adscripta de la Escribanía General de la Nación, Vanina Capurro; al representante de Télam, Fabio Trossero, y a otros funcionarios del Gobierno.

El tribunal de apelaciones dice que la maniobra delictiva que ellos desplegaron también se "perfeccionó" cuando, al día siguiente, Moreno le hizo llegar esa acta falsa al juez comercial que actuaba en el caso. En esos años, el Gobierno había demandado sin sustento a Papel Prensa y trataba de justificar su intervención.

Por eso, la Cámara Federal le ordenó al juez federal Daniel Rafecas, quien en dos ocasiones había sobreseído a Moreno y a los otros imputados, que profundice la investigación.

Así, en una dura resolución, con la firma de los jueces Horacio Cattani y Martín Irurzun, el tribunal prácticamente coloca a todos los imputados al borde de ser llamados a indagatoria.

La resolución

Según el fallo, el juez Rafecas dictó los sobreseimientos de los imputados en forma "prematura" porque, con todas las pruebas que había reunido hasta ese momento en el expediente, debería haber avanzado contra Moreno, Reposo y los demás imputados. El camarista Eduardo Farah, en cambio, votó en disidencia.

En un párrafo categórico y que deja muy mal parado al controvertido ex secretario de Estado, el fallo afirma: "Por ahora, las evidencias otorgan aval a la hipótesis del fiscal y dan pie a un grado de sospecha primario respecto del carácter delictivo del comportamiento" de Moreno.

La causa se había iniciado con una querella del Grupo Clarín y fue impulsada por la fiscalía, que acusaron a Moreno de haber reabierto una asamblea de accionistas de Papel Prensa que ya había concluido y de haber insertado esa falsedad en las actas de aquella reunión societaria para, luego, comunicársela a un juez.

Papel Prensa es la empresa que provee el principal insumo para los periódicos.

Históricamente, la relación de los accionistas mayoritarios -los diarios Clarín y LA NACION- y el socio minoritario, el Estado nacional, tuvo los avatares de cualquier relación comercial.

Pero en 2009 el Gobierno lanzó una fuerte embestida y Moreno se convirtió en el ariete de la presidenta Cristina Kirchner para atacar a la firma y a sus accionistas.

Todos recuerdan que Moreno, en varias de esas reuniones societarias, se hizo célebre por haber usado guantes de box, haber recurrido a amenazas y haber obstaculizado su desarrollo, todo con el aval del Poder Ejecutivo.

En este caso en particular, los hechos investigados ocurrieron el 20 de octubre de 2010. Ese día se desarrolló una asamblea general para designar contadores certificantes que aprobaran los estados contables de la compañía.

Por mayoría, los socios privados eligieron al contador que debía actuar y la asamblea concluyó. Pero, según el fiscal del caso, "irrumpió en escena el por entonces secretario de Comercio Guillermo Moreno; convocó a los funcionarios del Gobierno y desarrolló en paralelo una reunión con el fin de designar a la Sigen como certificante. Esa situación fue irregular".

A pesar de la gravedad de la imputación, Rafecas sobreseyó a todos los imputados en dos ocasiones.

Pero la Cámara Federal sostuvo ayer que si bien "la asamblea ya había concluido", Moreno "documentó que continuaba, algo que no se ajustaba a la realidad, pues la reunión ya había concluido". Buscaba que fuera la Sigen -y no los accionistas mayoritarios- la que designara al contador que debía certificar los balances.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.