Ortega logró su primer objetivo