Parrilli: "No hay que cuidarse de nosotros cuando hablan por teléfono"