Otro tribunal pidió la captura de Jaime y lo declaran rebelde

Un juez de Córdoba ordenó su detención para juzgarlo por robar pruebas; para Bonadio, mintió sobre su domicilio; el ex funcionario apeló su procesamiento
Hernán Cappiello
(0)
16 de julio de 2013  

El ex secretario de Transporte Ricardo Jaime fue declarado ayer en rebeldía por la Justicia al entender que mintió acerca de su domicilio declarado, pues cuando fue allanado para detenerlo no vivía allí. Además, desde ayer Jaime enfrenta un segundo pedido de captura, de un tribunal oral cordobés, que lo quiere enjuiciar a fin de mes por sustraer pruebas.

Jaime, cuya captura inicial el viernes último pidió el juez federal Claudio Bonadio por malversar fondos públicos, sigue sin ser encontrado por la policía.

Presentó un pedido de eximición de prisión el viernes para presentarse sin riesgo de quedar preso, a cambio de una caución, pero Bonadio le negó el beneficio. Ayer, a través de su abogado Andrés Marutian, Jaime apeló esa denegatoria ante la Cámara Federal. Ayer empezó la feria judicial de invierno y los camaristas para tratar estos asuntos urgentes la primera semana de receso son Jorge Ballestero y Eduardo Freiler. Lo analizarán y decidirán si confirman la decisión de Bonadio o si la revocan. Jaime espera presentarse cuando resuelvan, dijo su letrado.

Además, el ex funcionario apeló su procesamiento con prisión preventiva por administración fraudulenta. Se trata del fondo de todo el caso, y pidió que sea tratado en la feria, aunque no sea un asunto de los que se tratan allí habitualmente.

El juez Bonadio entendió el viernes pasado que hay evidencias de que Jaime cometió delito al ordenar un pago indebido de 2,5 millones de pesos en obras para el Belgrano Cargas. El juez dijo que el presupuesto de esas obras se duplicó de 4 a 8 millones y que los subsidios tramitaron y se aprobaron en un solo día. Además, entendió que hubo un pago indebido de 2,5 millones de pesos al Belgrano Cargas.

La Policía Federal realizó cuatro allanamientos para dar con Jaime: uno en la dirección que había declarado ante la Justicia en Omaguacas 91, en el barrio Costa Azul en Villa Carlos Paz y en el edificio Miracielos de Córdoba capital, donde guarda su motocicleta BMW y donde vecinos dijeron haberlo visto el sábado siguiente a su pedido de captura. También lo buscaron en Puerto Madero y en Mendiolaza, en las afueras de Córdoba capital. No estaba.

Bonadio, tras recibir las informaciones sobre los resultados de los allanamientos, decidió declarar a Jaime en rebeldía. Esto significa que apenas la policía lo ubique en cualquier lugar debe colocarle las esposas y llevarlo preso. Además es una situación que juega en su contra, a la hora de evaluar una excarcelación, pues no es lo mismo conceder ese beneficio a alguien que estuvo a derecho que a alguien que ya fue declarado rebelde.

La rebeldía no paraliza el proceso, pero impide algunos pasos, como por ejemplo la elevación a juicio. Si Jaime se mantiene prófugo años e impide avanzar, podría lograr así que el caso prescriba. Pero su estrategia es apostar a que la sala de feria de la Cámara Federal revoque la negativa de la eximición de prisión y recién entonces presentarse ante la Justicia sin riesgo de quedar preso.

Jaime enfrenta unas 20 causas. En cuatro está próximo a un juicio oral. Son el caso por la tragedia de Once, dos causas por recibir dádivas de empresarios -en un caso el pago de alquileres y en otro el pago de viajes- y la tercera es un juicio por el robo de pruebas.

En esa causa, el fiscal federal de Cámara de Córdoba, Maximiliano Hairabedian, solicitó ayer su captura y el Tribunal Oral Federal N° 2 hizo lugar. Jaime cambió de dirección y comunicó al tribunal que residía en calle Heriberto Martínez 6061 (ex 48) del barrio Villa Belgrano.

Hairabedian le solicitó al Tribunal Oral que "ordene la inmediata detención y oficio de captura del acusado en este proceso, atento a que es de público conocimiento que el nombrado ha desaparecido de sus domicilios y no puede ser ubicado, sin que haya comunicado en la presente causa cambio de domicilio o gestionado autorización para ausentarse". Advirtió que "ante esta situación es evidente que peligra la continuación del proceso y especialmente la realización del debate oral y público que debía comenzar el 30 del corriente".

Jaime será juzgado porque el 7 de junio de 2010, en Villa Carlos Paz, cuando la policía allanó la casa de Omaguacas 91 de Costa Azul, secuestró una tarjeta personal suya que desapareció. Se trataba de un allanamiento ordenado por el juez Norberto Oyarbide en la causa donde se investiga a Jaime por enriquecimiento ilícito.

Cuando se realizaba el procedimiento, Jaime intentó sustraer la tarjeta donde se lo mencionaba como director de la concesionaria Cerro Motos, lo que fue advertido por un policía, por lo que debió entregar el tarjetero. No obstante, con posterioridad, en la causa "desaparecieron" 20 tarjetas personales de Cerro Motos, en las que figuraba el ex funcionario como director.

"El Gobierno no tiene que opinar"

El senador oficialista Aníbal Fernández advirtió que el Gobierno "no tiene que opinar" sobre Ricardo Jaime y que es la Justicia la que "debe accionar" para determinar las presuntas responsabilidades que pueda tener el ex secretario de Transporte. "Nosotros nunca hemos frenado una investigación y ésta es la demostración", afirmó, y dijo que "la Justicia tiene que accionar, no es el Gobierno el que tiene que opinar sobre este tema, tiene que dejar que las cosas funcionen". "Si hay algo que tiene que explicar, lo tiene que explicar ante la Justicia", planteó Fernández. Reconoció que tuvo una "relación afectiva" con Jaime, pero afirmó que "le caben las generales de la ley" ante la Justicia.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.