Sólo en off. Oviedo, un ex general que no tiene quien lo escuche