Oyarbide podría reclamar hacerse cargo de la causa

En su juzgado tramita una denuncia anterior que ya había sido archivada
(0)
24 de febrero de 2012  

El caso en el que se investiga al vicepresidente Amado Boudou podría, mediante una inesperada derivación, aterrizar en el juzgado de Norberto Oyarbide. No obstante, los actuales investigadores de la causa no están dispuestos a consentirlo, según indicaron fuentes tribunalicias.

La razón radica en que en diciembre pasado, cuando empezaron a trascender las primeras informaciones sobre los nuevos controladores de la imprenta Ciccone Calcográfica y sus nexos con el vicepresidente, se presentó una denuncia.

Después del sorteo de rigor, la causa iniciada el 14 de diciembre por el ex carapintada Jorge Orlando Pacífico recayó en el juzgado de Oyarbide.

Pero como el denunciante nunca se presentó a ratificar la denuncia el caso fue archivado.

Esta situación puede modificarse ya que Pacífico se habría comunicado con el juzgado para manifestar su interés por mantener vivo el asunto.

Por eso fue citado para el próximo martes para ratificar la denuncia que había efectuado dos meses atrás, antes de la feria judicial de enero.

Una regla procesal señala que en caso de que dos jueces estén investigando los mismos hechos es competente quien hubiera comenzado la investigación en primer lugar o quien la tuviera mas avanzada.

La denuncia en la que actualmente se investiga a Boudou, que está en manos del fiscal Carlos Rívolo por delegación del juez Daniel Rafecas, se inició a mediados de febrero. Comenzó por denuncias de los abogados Jorge Vitale y Ricardo Monner Sans. En tanto, la denuncia de Oyarbide se presentó en diciembre. La de Rívolo es la más avanzada y la otra ni siquiera fue ratificada.

Por lo pronto, Rívolo no quiere saber nada con desprenderse de una causa a la que le dio impulso, indicaron fuentes judiciales. Al menos hasta tener en su poder los documentos para establecer si hay mértios suficientes para acusar o no al vicepresidente.

La denuncia de Pacífico era contra Vandenbroele y otras personas y si bien no se nombraba a Boudou se hacía referencia a que la venta de Ciccone se realizó "utilizando influencias" de un "personaje político". Para que la causa pase de manos, sería necesario que Oyarbide le reclamara a su colega Rafecas la competencia, cuestión en la que además deberá opinar el fiscal Jorge Di Lello, que estaba de turno en diciembre con Oyarbide. Di Lello tampoco estaría de acuerdo con sacarle el caso a Rívolo. A fin de mes, cuando Pacífico ratifique la denuncia, se sabrá el destino de esta causa.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.