"Paco cero", inteligencia y reforzar las fronteras son los ejes del plan que anunció Mauricio Macri

El Presidente lanzó "Argentina Sin Narcotráfico"; prometió estadísticas, radares y dotar de herramientas al Poder Judicial para avanzar en las causas
Mariano Obarrio
(0)
30 de agosto de 2016  • 12:01

Como parte de su nueva política de acuerdos multisectoriales, el presidente Mauricio Macrilanzó hoy desde Tecnópolis el plan “Argentina Sin Narcotráfico”. Se trata de una iniciativa que busca reducir el tráfico y el consumo de drogas con un conjunto de medidas operativas y preventivas para erradicar el paco, como primera prioridad, conformar equipos entre las fuerzas de seguridad federales, la Nación y las provincias, y fortalecer la inteligencia criminal.

Según anunció la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich , se apuntará a “localizar con sistemas de georreferenciación a las bandas las en las rutas, las fronteras y las hidrovías”. Por ello, se avanzará en la radarización de fronteras y el mejoramiento de la tecnología en las rutas de todo el país.

También habrá un capítulo de capacitación de recursos humanos de las fuerzas federales y provinciales, al tiempo que se mejorará la asistencia a personas adictas por parte del Sedronar, que dirige Rubén Moro.

El plan “Argentina Sin Narcotráfico” fue acordado entre el Gobierno, gobernadores, intendentes, diputados, senadores, la Iglesia y organismos no gubernamentales. Participó también el diputado y jefe del Frente Renovador, Sergio Massa, presente en Tecnópolis junto con varios gobernadores.

“Lamentablemente el narcotráfico en los últimos años ha avanzado mucho frente a la negación del problema por parte del Estado”, dijo el Presidente, en una clara crítica al gobierno de la ex presidenta Cristina Kirchner.

La ministra Bullrich dijo luego que “necesitamos que se vote la ley de extinción de dominio para sacarle la plata, los barcos, las casas y los camiones” a las bandas de narcotráfico y señaló que “hay distribución, mayorista y minorista, acopio, transporte, entrada y salida de drogas, por eso es un mercado que tenemos desestructurar”.

El Plan Argentina Sin Narcotráfico consta de seis capítulos. El primer objetivo es la “erradicación del paco”: detectar y destruir cocinas, búnkers y centros de distribución, aumentar penas para quienes lo elaboren y comercialicen, y aplicar el modelo “Barrios Seguros”, que consiste en impedir el dominio territorial de las bandas.

Otra meta es la “presencia activa y dinámica de las fuerzas federales y provinciales en todo el país”, con operativos en rutas, vías navegables, espacio aéreo y fronteras; planes complementados entre fuerzas federales y provinciales, y capacitación a las fuerzas contra las innovaciones de las bandas como el uso de redes sociales, empresas pantalla, lavado de activos y uso de testaferros.

Además, habrá compromisos para la recuperación para el Estado de los bienes provenientes del narcotráfico; la identificación y persecución de bandas criminales; el desarrollo y la integración de Grupos Especiales Mixtos (de fuerzas federales y provinciales), y el mejoramiento de la tecnología para el combate al narcotráfico.

En este punto, se propone controlar el espacio aéreo, terrestre y marítimo, con un Sistema Nacional de Radarización; con escaners; un sistema de fronteras inteligentes, y dotando a todas las fuerzas de radares, drones, sistemas morpho-touch e innovación tecnológica adecuada para la lucha contra el narcotráfico.

Por otra parte, hubo un compromiso para la integración del Consejo Federal de Precursores Químicos.

Como objetivos instrumentales, se apuntará además a la formación y capacitación. Se creará el Instituto Conjunto de Conducción Estratégica del Ministerio de Seguridad para oficiales, jefes principales y funcionarios del gobierno.

Se hará un modelo estadístico narcocriminal publicando estadísticas semestralmente, conforme a los “más altos estándares de calidad” y con una base de datos única de organizaciones criminales.

Se conformará un mapa georreferenciado del narcotráfico, con un relevamiento sobre las rutas, hidrovías, espacio aéreo, aeropuertos, pistas clandestinas, terminales ferroviarias, de transporte automotor así como la trazabilidad de equipajes y encomiendas. Se federalizarán, además, los acuerdos internacionales suscritos por el Estado Nacional.

El plan incluye la prevención de las adicciones, para lo cual se propone garantizar la inclusión social, ampliar los servicios de orientación, contención y tratamiento, evitar la baja de la edad de consumo, desarrollar estrategias en los ámbitos educativo, laboral, de nocturnidad, de encierro, deportivo y cultural, y con colaboración activa en campañas de concientización y en la reinserción socio-laboral.

También se creará un modelo de “control de integridad” para funcionarios públicos y fuerzas de seguridad que luchan contra el narcotráfico, contra la cooptación y corrupción del narcotráfico.

Por otra parte, habrá un compromiso de apurar la designación de los jueces, y dotar a la Justicia con las herramientas adecuadas, intensificar el trabajo del Poder Judicial y las fiscalías competentes, el Poder Ejecutivo y las fuerzas de seguridad, y trabajar para la elaboración de nuevos y más eficaces proyectos de ley.

Por último, se apuntará a la participación de la sociedad civil. Se creará una Comisión Asesora de la Sociedad Civil para prevenir el delito a nivel rural y urbano, seguir los contenidos en los medios de comunicación, generar mecanismos para que la ciudadanía brinde información, y proteger a quienes suministren datos para investigaciones narco criminales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.